Blogia
Lazos Rotos

La actividad sísmica desciende de forma significativa en Tenerife. Aunque el semáforo de alerta continúa en amarillo.

La actividad sísmica y la emisión de gases en Tenerife descendieron de modo significativo durante la pasada semana, según se recoge en el informe remitido por el comité científico-técnico del Plan de Actuación Coordinada de Protección Civil ante una posible erupción volcánica.

En base a la recomendación del comité, el semáforo de alerta continúa en amarillo, hasta que remita del todo la fase anómala apreciada desde mayo último, cuando se decidió la puesta en marcha del plan, informó este lunes el Cabildo de Tenerife.

Los responsables del dispositivo coordinado, que integran la Delegación del Gobierno, el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, insisten en el mensaje de que la población ha de continuar el desarrollo de sus actividades cotidianas con absoluta normalidad.

Asimismo, recomiendan poner atención a las comunicaciones realizadas por las autoridades competentes, que están asistidas por el comité científico-técnico.

Se asegura que las administraciones públicas disponen de los dispositivos y medios necesarios para hacer frente a una modificación de la situación actual, en casos de pre-emergencia o emergencia, con la comunicación, en el momento adecuado, de instrucciones precisas a la población.

Entre los días 20 al 26, el total de eventos sísmicos registrados en la estación de montaña Guajara descendió hasta 23, cuando la semana anterior habían sido contabilizados 37.

El nivel de actividad considerado normal para dicha estación se sitúa en torno a la quincena, conforme al registro de 2004.

Anteriormente, desde el año 2000 hasta la actualidad, los valores normales eran de 2 a 3 eventos sísmicos semanales.

La actividad sísmica localizada durante la semana última fue de dos eventos, imperceptibles para la población, de magnitud 1,6 y 1,2 en la escala Richter, con epicentros localizados entre Tenerife y Gran Canaria.

En las tres últimas semanas, las estaciones no han registrado eventos de largo periodo ni señales de tremor volcánico.

La estación geoquímica ubicada en el pico del Teide registró valores medios generalmente estables de emisión difusa de gases volcánicos a la atmósfera, conocidos como emanaciones no visibles al ojo humano.

En el caso del dióxido de carbono (CO2), su segundo componente mayoritario después del vapor de agua, se registró un valor medio para la emisión difusa diaria de 2,8 kilogramos por metro cuadrado, equivalente al valor normal.

Respecto al sulfuro de hidrógeno (H2S), un gas minoritario en las emanaciones de gases volcánicos pero muy característico por su olor, se registró un valor medio para la emisión difusa diaria de 122 miligramos por metro cuadrado (3,4 veces el valor normal).

Estos niveles de emisión, así como sus relaciones molares, resultan muy similares a los de la semana del 13 al 19.

Continúa sin detectarse cambios significativos en la temperatura de las fumarolas más activas del pico del Teide, alrededor de los 84 grados centígrados, como tampoco en la composición química e isotópica de sus gases emitidos, también conocidas como emanaciones volcánicas visibles.

Los resultados de la campaña científica sobre emisión difusa de gases en la dorsal noroeste, por el alineamiento de conos volcánicos entre Pico Viejo y Santiago del Teide, que se realizó entre los días 14 al 23, reflejan un descenso significativo de la emisión.

En concreto se alcanzó 74 toneladas diarias de dióxido de carbono, algo que se considera normal para la zona.

Estos niveles de emisión son muy inferiores a los observados durante el mes de mayo, cuando se registraban entre 409 y 415 toneladas diarias.

El comité científico-técnico estima que la evolución y el análisis conjunto de las observaciones geofísicas, geoquímicas y geodésicas durante las próximas semanas serán importantes para evaluar y confirmar si este proceso de perturbación de origen profundo, asociado a movimiento del magma en el subsuelo, entra o no en un proceso de relajamiento y estabilización de la actividad volcánica.

Estamos mejor que hace cinco meses. Por otra parte, el delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, aseguró este lunes que en el Archipiélago "estamos infinitamente mejor que hace cinco meses" en lo que a dispositivos "para afrontar una emergencia de naturaleza volcanológica" se refiere, ya que según él "hasta hace cinco meses en la isla de Tenerife no existía ningún dispositivo, ningún mecanismo, ningún protocolo o ninguna vertebración entre las distintas instituciones públicas" para atender una emergencia de estas características.

Segura expresó que "existía cero" de este dispositivo, "cuando empezaron aquellos movimientos sísmicos allá por el mes de abril" en la isla tinerfeña y que, a día de hoy, "estamos notablemente mejor, porque todas las instituciones nos hemos puesto a trabajar en algo que se debía haber hecho a lo largo de todos los años anteriores".

Tras esta crítica, lanzó un mensaje a la población canaria para transmitir que "la tranquilidad debe ser total y absoluta" en esta materia y que "será mejor" ir dejando que pase el tiempo, "porque no hay ningún indicador de que vaya a producirse ningún acontecimiento volcanológico en las Islas que pudiese generar alarma".

Fuente: Canarias Ahora
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres