Blogia
Lazos Rotos

Zapatero, obligado a decidir si indulta a Vera o desaira a González.

Varrionuevo dice que "ha llegado el momento de que cada uno cumpla con sudeber". El ex presidente del Gobierno Felipe González pidió ayer a su sucesor, José Luis Rodríguez Zapatero, que indulte por sus "meritorios servicios al Estado y a la democracia" a Rafael Vera, condenado a siete años de prisión por sustraer 645 millones de pesetas de fondos públicos, de los cuales al menos 141 fueron a parar a sus bolsillos.

Sería el segundo indulto del que se beneficiaría Vera, ya que en 1998 se le perdonaron las dos terceras partes de la pena a 10 años de prisión que le fue impuesta por el secuestro de Segundo Marey a cargo de los GAL. La firma de González es la primera que figura en un escrito presentado ayer en el Ministerio de Justicia y que también ha sido suscrito por dos ex ministros socialistas del Interior, José Barrionuevo y José Luis Corcuera.

Golpe bajo de González a Zapatero al endosarle el chantaje de Vera. Rafael Vera amenazaba la pasada semana en una carta pública con "una última decisión". Todo el mundo entendió lo que Vera quería decir: que contará lo mucho que sabe sobre los GAL y que hará pública la identidad de "quienes dispusieron" de los fondos reservados que él repartía si no es excarcelado o indultado por el Gobierno.

Vera tiene que ingresar en prisión en los próximos días tras el fallo del Supremo, que confirmó la condena a siete años de cárcel de la Audiencia de Madrid por malversación de los fondos reservados.

El abogado Jorge Argote -el siniestro asesor y hombre de confianza de la cúpula de Interior- presentó ayer en el Ministerio de Justicia una petición de indulto total para él y para el ex director de la Policía, José María Rodríguez Colorado, condenado por la misma causa. La petición va encabezada por Felipe González, José Barrionuevo y José Luis Corcuera, que solicitan el perdón para ambos en base a "sus meritorios servicios al Estado y a la democracia, con total entrega y riesgo de sus personas".

Estas palabras suenan a sarcasmo, ya que Vera y Colorado han sido condenados por robar los fondos reservados. Su patriotismo era tan poco consistente que no dudaron en meter la mano en la caja y lucrarse de un dinero destinado a la lucha antiterrorista.Vera ya fue condenado e indultado parcialmente por el secuestro de Marey. ¿Estos son sus servicios a la democracia?

Si la motivación de Vera hubiera sido política o ideológica, devolviera el dinero y pidiera perdón, podría existir alguna duda sobre la pertinencia del indulto. Pero ha sido condenado por quedarse con los fondos para comprarse fincas, no ha repuesto ni un duro y sigue chantajeando al Estado.

Los tres ex dirigentes socialistas que piden el indulto tampoco se libran de las sospechas de ese uso indebido de fondos reservados o temen tal vez que Vera pueda implicarles en la guerra sucia, por lo que podría pensarse que se están autoprotegiendo al mostrarse solidarios.

Aunque Felipe González declaró anoche en TVE que no desea ponerse en "la piel del presidente Zapatero", ahora lo esencial es la papeleta que se le plantea al Gobierno que se enfrenta al dilema de ceder al chantaje o dejar que la ley se cumpla. Todo el espectro político -con la excepción del PSOE, que no se pronunció- pidió ayer que no se conceda este segundo indulto y que Vera vaya a la cárcel. Si el Gobierno le perdona, quedará en evidencia que Zapatero ha claudicado ante el miedo a unas revelaciones que pueden ponerle patas arriba el PSOE.

Barrionuevo afirmó ayer, rememorando las palabras de Nelson en Trafalgar, que ahora "cada uno tiene que cumplir con su deber". Zapatero tendrá que elegir entre perdonar a los ladrones o desairar a González, a la banda de Interior y al estrambótico club de amigos de los GAL que encabezan personas próximas a él como Rodríguez Ibarra o la peletera Benarroch.

Confíamos por el bien de las instituciones en que opte por lo segundo y lo haga de forma inmediata, pública y rotunda. Pues hasta la mera vacilación le contaminaría. Esto es lo que pretende González con su público envite: diluir toda renovación en el PSOE en una especie de fraternidad de la infamia. ¿Cabe un golpe más bajo a un presidente acuciado por los problemas del presente que este chantaje del pasado que le endosa ahora su antecesor?

Última hora: Hoy mismo, ante las presiones recibidas, Zapatero ha declarado que el indulto de Vera se tramitará como otro cualquiera, respetando siempre los principios de legalidad.

Fuente: Periodista Digital
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres