Blogia
Lazos Rotos

Zapatero y la Iglesia, la relación de fuerzas.

Javier Ortiz / javierortiz.net.- En Francia, la Iglesia vaticana no pinta nada en las escuelas. Está autorizada a tener sus propios centros educativos, pero la enseñanza que imparte en ellos ha de amoldarse a las normas dictadas por el Estado y debe costearlos por su cuenta, al margen de las arcas públicas. Recibe las mismas ayudas -modestas, por lo demás- que los representantes de las otras iglesias que cuentan con un mando unificado. Y ya está.

Los obispos católicos franceses son tan propensos a la restauración de lo superado por la Historia -tan reaccionarios, en sentido estricto- como los españoles. Pero saben a qué atenerse. Saben cuál es la relación de fuerzas.

Entre los muchos problemas que se crea el Gobierno de Rodríguez Zapatero él solo, uno, y no el menor, es que no sabe ni movilizar las fuerzas que le respaldan ni utilizar los recursos del poder que el electorado ha puesto en sus manos. Es algo que afecta a muy diversos planos de la vida política. Resulta increíble, por ejemplo, que el teórico pluralismo de los medios de comunicación de titularidad pública siga expresándose, aún a estas alturas, juntando a unos cuantos opinantes más o menos pro gubernamentales -no mucho, si de lo que se habla es del Estatut- con bastantes más situados en la órbita del PP. Como si ésa fuera toda la variedad política reflejada en el Parlamento. (De serlo, ¡bueno iría el Gobierno!)

Le llevan a uno el alma los diablos, y digo bien, cuando ve las respuestas apocadas y pusilánimes que da el Gobierno a la ofensiva coordinada de las derechas. Le bastaría con comunicar lacónicamente a la Conferencia Episcopal que considera que el Estado español ya le ha indemnizado más que de sobra por las desamortizaciones del XIX y que va a ajustar la ayuda económica que le proporciona a las labores de estricto interés social que desarrolla. Y ya de paso, y puesto que las derechas han elegido la calle como teatro para su pulso político, propiciar que las fuerzas laicas hagan lo propio, sólo que más.

Bajan las expectativas de voto del PSOE, según las encuestas, y suben las del PP. Pero no es porque ahora haya menos gente opuesta a la derecha que en marzo de 2004, sino porque buena parte del electorado que se movilizó entonces ha vuelto a sus cuarteles de invierno, desalentada por la blandenguería del Gobierno de Zapatero, siempre temeroso de responder con hechos -con hechos, Montilla, no con desahogos verbales- a la insólita belicosidad de los aznaristas de civil, de uniforme o de sotana.

Zapatero tiene el poder del Ejecutivo y puede contar para algunos de sus litigios -para éste de la Conferencia episcopal, sin ir más lejos- con el apoyo de muchos millones de ciudadanos. ¿A qué espera para actuar? Si quiere imponer una relación de fuerzas favorable, deberá empezar por dejar claro el peso real de sus propias fuerzas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

icodense -

el artículo denota ignorancia o mala fe. francia es un estado LAICO, y por tanto la iglesia no puede participar publicamente. españa es un estado ACONFESIONAL, que es distinto, y la constitucion garantiza la enseñanza publica de la religion. para hacer como en francia habria que cambiar la constitucion que fue aprobada en su momento por aplastante mayoria.
por otra parte, las ayudas publicas que recibe la iglesia no cubren ni el 15 % del gasto social que desarrolla en asistencia a mayores, enfermos de sida, madres solteras, ayuda a inmigrantes sin recursos (que son la mayoria), etc. el articulo, una vez mas, trata de manipular los hechos con base en prejuicios ideologicos, propios, todos los sabemos, del laicismo fascistoide, que ven a la iglesia como un rival entre los grupos mas desfavorecidos. si la iglesia abandonara su ingente labor social, las arcas publicas no lo soportarian (los politicos no podrian seguir llevando su fastuoso ritmo de vida).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres