Blogia
Lazos Rotos

Historias para recordar de la cola de una tormenta tropical llamada Delta que nos pasó rozando.

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- El pasado lunes 28 de noviembre una tormenta tropical, denominada Delta, cruzó el Archipiélago Canario de oeste a este, situándose su núcleo al norte de las islas en un proceso ya de debilitamiento que la llevaría a su desaparición completa al acercarse a la costa africana.

Determinadas zonas de la isla de La Palma, junto con El Hierro fueron de las más afectadas (en cuanto a intensidad de vientos) por este inusual fenómeno meteorológico a estas latitudes. Esto es así sencillamente porque al llegar a estas islas, más occidentales, la tormenta llevaba una fuerza aún muy considerable. De esta forma a las 20:00 horas se registraban vientos en el aeropuerto de mazo de 98 km/h, con rachas máximas de hasta 152 km/h (Informe del INM).

Sin embargo, pese a que en estas dos islas los destrozos fueron considerables en agricultura y en determinadas infraestructuras menores, fue la isla de Tenerife la que, con toda probabilidad, tardará en olvidar este auténtico drama pese a que, afortunadamente, no hay que lamentar víctimas mortales. De puro milagro, por cierto.

Frente a las prioridades irrenunciables que algunos han establecido, en base a sus propios intereses, para el desarrollo futuro de la isla, Delta ha venido a recordarnos, por un lado, que quedan muchas tareas pendientes en esta isla que tienen que ver con la seguridad y con la garantía en el suministro de servicios básicos. Pero, por otra parte, ha puesto en evidencia la corruptela política, que llega en ocasiones a la degeneración más absoluta, en lo que tiene que ver con el necesario control público de determinadas empresas poderosas que campan a sus anchas, mientras al pequeño empresario es machacado por las administraciones.

Si usted no sabe lo que es esto, intente abrir un bar o un pequeño restaurante y verá la cantidad de informes, de papeles, de requisitos de todo tipo que le exigen en instalaciones... además de las inspecciones periódicas a las que se ve sometido. Y, por cierto, lo que tarda Unelco-Endesa en darle todos los papeles que necesita para la instalación eléctrica. Y todo eso está, probablemente, muy bien. Pero cuando usted observa que ese mismo Gobierno permite, descaradamente, que la empresa que tiene el monopolio del suministro eléctrico mantenga sobre nuestras cabezas unas torres de alta tensión literalmente podridas, entonces, estamos hablando de otra cosas. Otra cosa que no sólo no es ninguna sospecha, sino una evidencia de lo más descarada.

Si después usted observa, con estupor, como el principal medio de comunicación de la isla, como es el periódico El Día, se niega a ofrecer a los ciudadanos una sola crítica o una sola imagen de unas de estas torres podridas, para proteger sus intereses empresariales con Unelco-Endesa, se entiende también que esta empresa se haya creído en el derecho, incluso, de poner en peligro la vida de las personas manteniendo estas torres en estas condiciones. Bajo el paraguas protector de El Día, piensan estos cafres, cualquier cosa es posible. Lo que El Día no cuanta, al parecer no existe. Pero después no tienen reparo alguno en crucificar a cualquier "desgraciado" (con mucha más dignidad, seguramente, que muchos de éstos intelectuales), incluso desde la portada, sin contrastar absolutamente nada, sencillamente porque se trata de descalificar al más débil o al que no se puede defender. ¡Tremenda forma de hacer periodismo!

Con razón debe ser don José Rodríguez la persona viva, creemos que entre los muertos también, que más calles, plazas y medallas de oro tiene en esta isla, concedidas por todos esos pelotas que han entendido que, en Tenerife, para ganar elecciones o para tener una empresita, hay que llevarse bien con El Día. Muy, pero que muy fuerte.

Unelco-Endesa, junto con algunos políticos irresponsables, quieren hacernos creer que por Canarias ha pasado un huracán en toda regla, cosa que cualquier persona sensata sabe que es rigurosamente falso. Por eso, entre otras cosas, nos hemos dado un vuelta por ahí para ver dónde han estado los mayores problemas al paso de esta tormenta. Este es el resultado [...]

Si se desea consultar y ampliar la información, el texto completo del artículo así como las imágenes que lo acompañan, se encuentran disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres