Blogia
Lazos Rotos

Barcelona: Asesinato de una persona humana sin hogar. Tres jóvenes detenidos por quemar viva a una mujer que dormía en un cajero de Sarrià.

Medios alternativos / Kaosenlared.- Una mujer de 50 años falleció el sábado en el hospital Vall d´Hebron con el 65% del cuerpo quemado y con graves contusiones. Tres jóvenes de corta edad la rociaron con un disolvente el pasado viernes y le prendieron fuego en una acción criminal sin explicación. La mujer trataba de cobijarse del frío y dormir en un cajero automático de la calle Guillem Tell de Barcelona, en cuyo interior fue atacada. Los Mossos d´Esquadra han detenido ya a los tres presuntos autores. Uno de los arrestados es un menor de edad.

La víctima de este caso de extrema violencia urbana es una mujer de nacionalidad española, con las iniciales María Rosario E. P. Se trataba de una mujer que vivía de la mendicidad y que, según diversos testigos, estaba muy degradada física y psíquicamente. Por ejemplo, llevaba una pierna escayolada, lo que le limitaba la movilidad. Esta dificultad en sus movimientos pudo influir en el hecho de que no pudiera evitar la acción de los jóvenes gamberros que acabaron convertidos en despiadados homicidas.

El ataque se produjo en dos secuencias diferentes. El primer encuentro entre los presuntos autores del crimen y la indigente fue sobre la una de la madrugada del pasado viernes. La mujer trataba de acomodarse en el cajero automático de La Caixa situado en los bajos de la finca número 28 de la calle Guillem Tell, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, cuando dos jóvenes irrumpieron en la oficina y empezaron a insultarla. El rifirrafe subió de tono y la mujer se llevó algunos golpes, pero consiguió que los dos jóvenes abandonaran el cajero. Lo que hizo inmediatamente fue cerrarse con el pestillo de seguridad y descansar para recuperarse del trance.

Es posible que llegara a incluso conciliar el sueño. La insistencia de un menor que le pedía por favor que abriera la puerta para poder extraer dinero la despertó. El chico insistió y la mujer, ante la apariencia inofensiva del menor que tenía delante, decidió abrir.

Ese fue su error. El adolescente al que acaba de franquear el paso estaba compinchado con los otros dos que que la habían agredido con anterioridad. Por entonces eran ya las 4.30. Detrás del menor entraron los otros dos presuntos agresores.

La violencia desatada fue mucho mayor. El suceso se acabó de agravar definitivamente cuando salieron al exterior y localizaron un recipiente con disolvente que, según fuentes policiales, se encontraba en un andamio, entre los enseres de unos operarios de la construcción que trabajan en la misma finca donde ocurrieron los hechos.

El fuego alcanzó grandes proporciones. La zona de los cajeros quedó destrozada. Las llamas prendieron el falso techo de la oficina bancaria y el calor llegó a ser tan intenso que hizo reventar los cristales que separan la oficina propiamente dicha de los dispensadores de billetes a los que se puede acceder durante la noche.

Otros de los elementos que quedaron dañados fueron las cámaras de seguridad. Pese a que se vieron afectadas por el fuego, no falló el sistema de grabación. Las cámaras estuvieron grabando hasta que las llamas las dañaron por completo. El grupo de homicidios de los Mossos d´Esquadra, además de ver todo lo ocurrido en diferido, pudo extraer imágenes de los sospechosos de suficiente calidad como para enseñarlas a los vecinos de la zona, para intentar dar con sus identidades. Y la estrategia surtió efecto: lograron su identificación. El adolescente que engañó a la indigente para que le abriera la puerta del cajero pasó a disposición de la fiscalía de Menores, mientras que los otros dos, uno vecino de Barcelona y otro de Zaragoza, pero también barcelonés, declaraban al cierre de esta edición.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres