Blogia
Lazos Rotos

Caos sin precedentes en las comunicaciones del sur de Tenerife.

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- Casi a la misma hora que todas las autoridades de la isla de Tenerife celebraban la sentencia judicial que permitía someter a cientos, o miles, de ciudadanos -del centro de Santa Cruz- a unos niveles de ruidos inauditos en el mundo civilizado, porque según un juez los Carnavales -o el carnaval entendido como una competencia para ver qué carroza hace más ruido a las puertas de edificios donde vive gente- está por encima de los derechos fundamentales de las personas; pues casi a la misma hora en la que se hizo pública esa sentencia inaudita en los tiempos que corren, resulta que un viejo muro en el puente sobre el Barranco de Abajo, en Los Menores, cedía dejando incomunicada por carretera a importantes comarcas del sur de Tenerife.

Cerca de diez años hace que recordamos cómo comenzaron a aparecer grietas en el asfalto de esta carretera tan importante a la altura de ese puente. El viejo muro, que no fue diseñado para resistir el peso de esas grandes "bañeras" que transportan materiales de construcción, no resistió más y se vino abajo, en parte, este pasado viernes. Algunos quieren achacar las causas a las lluvias que, aunque importantes, no supusieron ningún diluvio universal ni nada por el estilo. El muro se cayó porque hacía años que estaba cediendo a la vista de todo el mundo, incluidos los alcaldes de Adeje y Guía de Isora que, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, se han apresurado a pedir una autopista nueva para evitar estas cosas.

Y es que en esta isla el disparate es de tal naturaleza que, mientras la mayor parte de las infraestructuras se encuentran en unas condiciones penosas, los políticos y constructores lo único que se plantean es la necesidad de construir infraestructuras de alto impacto completamente nuevas. Nuevas autopistas, nuevos puertos, nuevas pistas de aeropuertos, nuevos auditorios... incluso hasta nuevas catedrales cuando la iglesia de La Concepción de Santa Cruz o la Catedral de La Laguna se están cayendo a trozos.

Pero es que la zona de Los Menores, en Adeje, requiere, desde hace muchos años, de una remodelación integral de la actual carretera. No ya para que no se caigan los viejos muros de principios de los años sesenta, sino para solucionar la estrechez, el cruce de Taucho, para rectificar curvas y precisa, evidentemente, la construcción de al menos un viaducto que salve el Barranco de Abajo mediante una solución que evite tantas curvas y el paso por zonas de desprendimiento y demás. Lo que ocurre, como ya explicábamos aquí con las ridículas obras que se hicieron en la carretera de Chío, es que no quieren oír hablar de mejorar en nada las infraestructuras actuales porque lo único que a los constructores que nos gobiernas les interesa son las grandes infraestructuras, nuevas, que producen pingües beneficios y comisiones, destruyen territorio, les permiten seguir y seguir urbanizando de forma desenfrenada, al más viejo estilo desarrollista de los años 60.

Es por eso que nos encontramos con situaciones como la que se vive en el municipio de Arico, donde el 80% de las carreteras son un auténtico desastre y la prioridad inversora para el ayuntamiento y para el Cabildo es la construcción de una nueva carretera entre Abades y Villa Arico, con una inversión de 6 millones de euros -para empezar a hablar- para favorecer la especulación del suelo en una zona donde predominan los grandes y poderosos propietarios. Es por eso que la carretera de Tegueste parece un camino de cabras, es por eso que no ha sido prioritario el buscar una solución para el Padre Ancheta, porque el negocio está en hacer una nueva vía por detrás del aeropuerto, con el consiguiente destrozo en los mejores terrenos agrícolas de Canarias.

Nadie, ni desde lo que se llama "oposición" ni desde los medios de comunicación, va a exigir responsabilidad alguna a político alguno por haber dejado caer este muro que llevaba años avisando. Todos, o casi todos, son lo mismo, responden a los mismos intereses que, lamentablemente, poco tienen que ver con los intereses generales de esta isla pero sí con los intereses de media docena de piratas del cemento que sólo sueñan con asfaltarlo y hormigonarlo todo, a costa de lo que sea.

Al igual que las torres podridas de Unelco, el puente podrido de Los Menores ha caído a las primeras de cambio. En aquella ocasión decenas de miles de ciudadanos estuvieron casi una semana sin luz. Con el corte de esta carretera y la "solución" bestial que han tomado para resolver el problema, ya ha anunciado el peligro de consejero de carreteras que tenemos en el Cabildo, que podremos tener para "dos meses". Verdaderamente impresionante. Los torpes e ignorantes nos preguntamos si en esta isla no hay medios para construir en dos o tres días una estructura metálica, debidamente apuntalada, para salir del paso en un caso de emergencia pública como es éste.

Pero parece que no interesa, se han metido a realizar un desmonte impresionante para hacer de nuevo una cosa que no es ninguna solución de futuro, porque parece impepinable que ese barranco debe salvarse un viaducto que elimine esas peligrosísimas curvas, dando al mismo tiempo una respuesta definitiva al cruce de Taucho, auténtica trampa mortal. Pero es que si arreglan eso en condiciones, si construyen esos viaductos también necesarios a la llegada al casco de Guía de Isora, se construye un tercer carril en determinados tramos, que está prácticamente hecho, mucha gente podría pensar que no es necesario, de momento, realizar el destrozo que supone una autopista que discurre entre esta vía de las medianías y la de la costa, que también está en un deplorable estado. Y eso sí que es peligroso para los intereses de unos cuantos.

El problema no es sólo hacer nuevas carreteras, esas carreteras, todas esas carreteras -las nuevas y la viejas-, hay después que hacerles un mantenimiento. Ese mantenimiento que le falta a la mayoría de la red viaria de Tenerife y que está dando lugar a este auténtico y vergonzoso caos. Terrorífica la situación que se ha creado nada más y nada menos que para 20.000 vehículos que utilizan esta vía diariamente. De película.

Si desea ampliar la información y acceder a las imágenes que acompañan a este artículo, toda la información se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres