Blogia
Lazos Rotos

Venezuela responsabiliza a Washington por golpe de estado.

Medios alternativos / Prensa Latina.- Venezuela recordó el día 12 de este mes el cuarto aniversario de una efímera dictadura, como resultado del golpe de estado al presidente Hugo Chávez, con la reiteración de que fue una acción ejecutada a la sombra de Estados Unidos.

El fracaso de este golpe es la primera derrota de cien años de golpismo estadounidense, afirmó el presidente Chávez en un programa radial dedicado a los hechos ocurridos el 11 de abril de 2002, que apartaron del poder al Jefe de Estado por 47 horas.

La acción de militares golpistas fue revertida por la reacción conjunta de la población y militares fieles a la legalidad que rescataron al Presidente de la República, a quien confinaron en una institución militar luego de negarse a renunciar.

Durante una llamada al programa radial Diálogo Abierto, en las últimas, Chávez consideró una de las causas del fracaso es que los golpistas "subestimaron al pueblo y de alguna manera a nosotros".

Asimismo indicó que los complotados sobreestimaron su capacidad y en una reunión clandestina 40 generales y almirantes y brindaron porque el Presidente ya estaba muerto "pero eran generales sin tropa", subrayó.

En opinión de Chávez es falsa la versión de que el obispo Baltazar Porras se presentó al lugar donde se le tenía retenido para salvar su vida.

"El (Porras) echa su cuento a su manera de que estuvo ahí para salvar mi vida, es mentira, el estuvo allí apoyando lo que esa gente estaba haciendo, apoyaba y asentía y jamás se paró a pedir por mi vida", puntualizó.

Chávez aseguró asimismo que otro elemento importante para desvirtuar la versión de que había renunciado fue que pudo hablar telefónicamente con su hija María, quien mediante la televisión cubana se conectó con la prensa mundial y difundió la verdad.

"Yo -aclaró- eso nunca lo firmé, y pensé: estoy muerto, porque la única forma de que yo niegue esa renuncia es matándome".

El primer mandatario venezolano precisó que "la orden (de matarlo) vino de Washington" y fue retransmitida por el presidente golpista, Pedro Carmona, quien instruyó simular un accidente.

"Iban a simular una trifulca y unos disparos y yo era hombre muerto, iban a ejecutarme", puntualizó el primer mandatario, quien aclaró que la acción no pudo llevarse a cabo ante la actitud digna de varios militares.

En opinión de Chávez, los intentos de derrocarlo persisten cuatro años después de aquel golpe. "Tenemos que estar alertas porque la batalla continúa", alertó.

Coincidentemente ayer el vicepresidente del país, José Vicente Rangel, convocó a los venezolanos a estar alertas ante las acechanzas del gobierno estadounidense y las provocaciones de su embajador en Caracas, William Brownfield.

Al develar una estatua en honor a los caídos hace cuatro años, Rangel advirtió que Estados Unidos tratará de destruir cualquier proceso revolucionario del mundo, "pero aquí se va a estrellar" pues por fortuna "(George W.) Bush tiene contados los días".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres