Blogia
Lazos Rotos

'El Día' mantiene que la manifestación contra el racismo y la xenofobia 'no representa el interés insular'.

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- El Día parece que quisiera rectificar sus graves arengas racistas, lanzadas desde sus editoriales y desde algunas portadas en los últimos tiempos, pero no tienen la suficiente vergüenza como para reconocer públicamente que se han pasado media docena de pueblos. Así, instalados en la soberbia y la prepotencia que les caracteriza, continúan un camino que, efectivamente, nadie duda que pueda hacer mejorar su nivel de penetración en el mercado -el racismo y la xenofobia siempre ha vendido bien, véase cómo el formado pueblo alemán sucumbió hace décadas a este sentimiento embarcando a Europa en una guerra que se llevó por delante la vida de 50 millones de personas- pero otra cosa bien distinta es que sea ese el ejercicio de responsabilidad que se espera del medio de comunicación más influyente en la isla de Tenerife.

Nosotros, que mantenemos con la línea editorial de 'La Opinión de Tenerife' graves discrepancias en muchas ocasiones, hemos valorado y reconocido la valentía de su director, Francisco Pomares, que ha sido uno de los pocos que le ha plantado cara, dialécticamente, a las arengas racistas y xenófobas de 'El Día'. Nada tiene que ganar, comercialmente hablando, 'La Opinión de Tenerife' en este asunto puesto que las posturas sensatas y 'humanas' en este tema no venden absolutamente nada hoy en día. Más 'listos', en este sentido, han sido los de 'Diario de Avisos', que todos sabemos que no es una empresa de comunicación sino un conglomerado de intereses empresariales relacionado con el piche y el cemento, que en este tema no se han mojado y, sobre la importante manifestación de este domingo, sólo hacían una pequeña y ridícula reseña este lunes. El Día, lógicamente, privó a sus lectores del derecho a tener la más mínima referencia a esa manifestación.

Y eso lo sabemos muy bien los que estamos relacionados con el mundo de la educación. Hoy en día resulta cada vez más deprimente sacar en una clase, especialmente de Secundaria pero ya también en los cursos superiores de Primaria, algún tema relacionado con la necesidad de ser solidarios con los más desfavorecidos o con los que son de otras razas y culturas. El disparate que se forma, generalmente, en las aulas cuando se introducen estos temas, es impresionante y muchas veces resulta imposible encauzar razonablemente los comentarios xenófobos de los alumnos que en sus casas y en las calles absorben, como esponjas, un montón de comentarios que no muestran sino desprecio y rechazo al que aparece por aquí buscándose buenamente la vida, como hicieron nuestros padres y nuestros abuelos hasta no hace mucho.

Pero independientemente de la guerra que le tenga declarada 'El Día' a 'La Opinión', en la que nosotros no entramos ni salimos, parece tremenda golfería el decir, como mantiene el editorial de El Día este martes, que la manifestación del domingo a medio día bajo un Sol de justicia fue "una pequeña manifestación, ajena al interés insular". Será por eso que este lunes no hicieron referencia alguna a la misma.

Hace ahora dos años que apenas un par de centenares de empresarios -de los 60.000 que existen en Tenerife- se reunieron en el Recinto Ferial junto con otros tantos políticos para establecer las prioridades que, según ellos, representarían el "interés insular". Para ellos, como para El Día, ese "interés" no son los hospitales, el transporte público, la Agricultura, la Ganadería, el Medio Ambiente, la Educación, la Sanidad o la Cultura, la atención a los desfavorecidos o las viviendas sociales... para ellos el interés general lo representan tres cosas: El Puerto de Granadilla, el Anillo Insular y la segunda pista del Aeropuerto del Sur o tercer aeropuerto de Tenerife. Y cada uno es libre de defender lo que le dé la gana, lo que resulta impresentable es que 'El Día' titulase a cinco columnas en portada 'Tenerife en pie', cuando después se niega a informar sobre una manifestación en la que más de mil personas se echan a la calle un domingo por la mañana pidiendo un respeto por los derechos de todos, independientemente del lugar de nacimiento o su raza. Y, efectivamente, la lucha contra el racismo y la xenofobia que ellos fomentan, con la complicidad de una clase política impresentable, no representa el 'interés insular', representa un objetivo que debe implicar a la humanidad en su conjunto.

No se puede, como hizo vergonzosamente el periódico El Día hace unas semanas (el 26 de mayo), darle portada con varias fotos a la reacción de media docena de vecinos de La Montañeta, ahora arrepentidos, que recibieron con insultos a unos niños negros. El titular era de vergüenza: "Garachico se resiste", haciendo pasar a ese municipio norteño la mayor vergüenza probablemente de su historia. Para 'El Día' aquella media docena de vecinos representaba nada menos que a Garachico en peso, por compartir la línea editorial del periódico, racista y xenófoba para más señas. Los más de mil que nos manifestamos por las calles de Santa Cruz el pasado domingo para este falso medio de comunicación no sólo no somos nadie, sino que no representamos los intereses de esta isla o estamos pagados con 'oro amarillo', como habitualmente dicen ellos. Por eso no han tenido la decencia de hacer referencia alguna a la manifestación, porque no son ni demócratas, ni admiten crítica alguna cuando, un día sí y otro también, sólo se dedican a insultar y despreciar, desde los editoriales, a todo el que piensa distinto o razona de otra manera que no sea la de Antonio Plasencia, Ignacio González o Ambrosio Jiménez. ¡Qué país!

Si desea ampliar la información y acceder a los enlaces e imágenes que acompañan a este artículo, toda la información se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres