Blogia
Lazos Rotos

Gaza: un verdadero holocausto.

Medios alternativos / Rebelión.- Khalid Amayreh. Un verdadero holocausto se está produciendo en la Franja de Gaza en estos días. Los bombardeos de la artillería y los proyectiles lanzados desde el aire exterminan a las madres junto a sus hijos; se bombardea a los civiles desde la tierra, desde el aire y desde el mar; se arrasan los hogares; los aviones de guerra F-16 atacan las universidades, proyectiles infernales golpean las escuelas; las estaciones eléctricas y los puentes están destruidos y las granjas, huertos y bosquecillos se están demoliendo gratuitamente, convirtiendo un terreno antes verde en un baldío.

Y sobre todo, a casi un millón y medio de almas desesperadas se les niega el acceso a alimentos, agua y trabajo, sin que nadie pueda aventurarse a escapar sin correr el riesgo de ser alcanzado por las balas o cazado desde el aire.

Esto no es todo. Los líderes israelíes, que llevan nombres judíos pero actúan como nazis, se permiten la desvergonzada audacia de advertir a los habitantes de Gaza que empiecen a hacer las maletas.

El sábado 8 de julio, otro proyectil israelí golpeó otro hogar palestino, aniquilando a otra familia palestina. Una madre y sus dos hijos, una niña de seis años cuyo cerebro colgaba fuera de la cabeza, y un niño mayor, se sumaron a la larguísima lista de víctimas del judeo-nazismo.

Según algunos testigos, las víctimas estaban cenando cuando un proyectil irrumpió en su hogar, asesinando a esas tres personas en el acto y mutiló e hirió al resto de los miembros de la familia.

Es la tercera vez en un mes que el ejército israelí extermina a una familia en Gaza. El 9 de junio, la artillería israelí bombardeó la playa de Sudaniya, asesinando a 7 miembros de la familia Ghayla, que estaban allí merendando.

Pocos días después otra familia fue masacrada cuando los aviones de guerra israelí dispararon contra automóviles que circulaban por una congestionada avenida del centro de la ciudad de Gaza, matando a tres personas de la misma familia. Y una semana después, un helicóptero israelí lazó proyectiles contra un hogar, asesinando a una mujer embarazada y a su hermano, que estaba de visita, procedente de Arabia Saudí.

La implacable carnicería continúa, mientras los arrogantes líderes israelíes alardean alegremente de que los palestinos están abandonados por una comunidad internacional indiferente.

¿Esto hace que Ehud Olmert, Amir Peretz y Dan Halutz se sientan bien? ¿Sienten que por fin están vengando el holocausto exterminando a niños palestinos con impunidad, como los nazis masacraron impunemente a los niños judíos?

¿Entiendo que los entusiastas discípulos de Hitler argumentarán que lo que están haciendo en Gaza es una guerra contra el terrorismo?

No. El verdadero terrorismo lo despliega el obviamente racista y criminal Estado que de una manera infernal subyuga, atormenta y asesina a los palestinos indefensos largamente perseguidos y expulsados, con el único propósito de apoderarse del resto de su tierra.

¿Hay mayor terrorismo que descargar una intensa artillería sobre el corazón de los vecindarios civiles? ¿Qué terrorismo puede ser más grande que arrojar bombas y proyectiles contra hogares civiles y luego culpar a las víctimas por haber sido asesinadas, heridas y mutiladas?

Además, una guerra tiene lugar entre dos ejércitos, no entre un Estado nuclear, con el cuarto ejército más poderoso del mundo y una población predominantemente civil que prácticamente no tiene ninguna forma de defenderse.

Si, hay unos centenares de jóvenes palestinos en Gaza ligeramente armados y pobremente entrenados que están tratando desesperada pero valientemente de resistir al Wehrmacht [1] israelí.

Sin embargo, el hecho de que la proporción de víctimas es de 50-1 o incluso 100-1 a favor de Israel, demuestra que lo que está aconteciendo en Gaza es una masacre real, no una guerra ni nada que se parezca a una guerra.

De hecho, es objetiva y moralmente correcto comparar la heroica resistencia palestina frente al ejército nazi israelí a la desesperada pero valiente resistencia que los defensores del Gueto de Varsovia llevaron adelante frente a la GESTAPO y a las fuerzas de las SS.

Es triste pero ineludible hacer este tipo de comparaciones. Son los sionistas, cuyas acciones y comportamientos tienen inequívocos elementos nazis, quienes han hecho que estas comparaciones sean inevitables y justificadas.

Después de todo, vemos que Israel, con la diabólica combinación de una fuerza militar mortal y una nefasta ideología racista, está jugando el papel de los nazis, mientras que los palestinos ferozmente perseguidos y encarcelados están bajo las botas de los judíos de Europa antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial.

Yo sé que muchos judíos protestarían fervientemente por esta analogía en un esfuerzo por salvaguardar la industria del holocausto.

Sin embargo, me gustaría recordarles a esos hipócritas y fanáticos que se ha asesinado a más personas por medios convencionales, tanques, aviones de guerra y simples balas, que en las cámaras de gas.

El embuste característico israelí. El ejército israelí y los líderes políticos, habituados al embuste desde la cuna hasta la tumba, aseguran que no asesinan de manera deliberada a niños y civiles.

Bien, ¿qué es lo que esos reptiles terroristas esperan que suceda cuando ordenan a sus tanques Abrams y Merkava descargar su enorme artillería sobre las concurridas calles? ¿Esperan que las bombas mortales se conviertan en aromáticas rosas que acaricien los suaves rostros de los niños inocentes de Beit Lahya y Beit Hanun?

La verdad ineludible es que Olmert, Pertz, Peres, Halutz son diabólicos criminales de guerra que un día deberían asumir sus responsabilidades como tales. Como los criminales nazis en Nuremberg.

Criminales de guerra y asesinos de niños, ya sea con nombres judíos o alemanes, deben pagar por sus crímenes. De otro modo, el mundo se convertirá en una selva y la humanidad se encontrará en un camino seguro hacia la destrucción y extinción.

Finalmente, es lamentable que los gobiernos de Europa estén sucumbiendo en un silencio vergonzoso mientras los desamparados palestinos están siendo masacrados como ovejas en el matadero.

¿Qué pasa con la conciencia europea? ¿Los diabólicos neones del otro lado del Atlántico han asesinado la moral y sentido de justicia de Europa?

NOTA:

[1] El 30 de enero de 1933, Hitler acabó con la República de Weimar e instauró el III Reich, nombrándose a sí mismo como cabeza del nuevo Estado. El 15 de marzo de 1935 dio un paso más allá, al desmantelar el Ejército de Weimar, el Reichswehr, y crear la Wehrmacht, anunciando su propósito de no cumplir las restricciones al desarrollo armamentístico alemán impuestas por el Tratado de Versalles.

  • http://www.artehistoria.com/frames.htm?

  • http://www.artehistoria.com/batallas/fichas/212.htm

    Texto original en inglés: http://umkahlil.blogspot.com/

    Traducido para Rebelión y Tlaxcala por Nadia Hasan y revisado por Caty R. Nadia Hasan y Caty R. son miembros de los colectivos de Rebelión y Tlaxcala ( www.tlaxcala.es ), la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción es copyleft.

  • ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    0 comentarios

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres