Blogia
Lazos Rotos

La penúltima cafrada de Eladio Morales.

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- Cuentan los viejos que en Arico, no hace tantos años, la propiedad del agua estaba bastante repartida y que el que más y el que menos tenía su accionsita en alguna galería. Pero poco a poco las galerías fueron dando cada día menos agua y muchos pensaron que es que se estaba secando la cosa, vendiendo las acciones mucha gente por cuatro perras a algún despabilado que se convirtió, en poco tiempo, en dueño mayoritario de las principales galerías. Pero curiosamente, nadie sabe cómo ni porqué, las galería comenzaron a producir más agua una vez que se concentró la propiedad de las acciones en pocas manos. Y todo el mundo sabe, aunque nadie lo vaya diciendo por ahí a cualquiera, que aquello no fue fruto de ningún milagro de la naturaleza sino una actuación muy concienzudamente estudiada por alguna mente privilegiada. Listos como teas, los tíos.

Por ese tipo de historias, que no provienen de la épocas del Franquismo -ni mucho menos- sino que son mucho más 'fresquitas', al vecino de Arico se le ha ido creando una conciencia de que hay como una especie de maldición bíblica, algo inevitable, que difícilmente podrá sacar a Arico del secular sometimiento al cacique de turno, a esos cuatro potentados que tenían sus fincas de mar a cumbre y que si no practicaban el derecho de pernada -historias se cuentan- poco les faltaba. Y no ha sido la llegada de la democracia, precisamente, el 'antibiótico' que fuese a salvar a Arico de estos padecimientos, ni mucho menos. En algunos casos las cosas han empeorado significativamente y la impunidad con la que se mueven algunos por el municipio, haciendo todo tipo de barbaridades, tiene verdaderamente achantados a muchos vecinos.

Eladio, el alcalde, cuando algún vecino tiene el suficiente valor y le llama la atención sobre alguna de estas cacicadas siempre contesta: 'Es que es una persona muy rica', como en la época de don Martín. Y es triste -pero real como la vida misma- que no vamos a decir que todos los días, pero muchas veces sí, recibimos correos desde Arico donde los vecinos, antes de plantearnos una queja o una denuncia, nos ponen por delante el ruego de mantenerlos en el anonimato y, francamente, no creemos que eso sea un logro del que debamos sentirnos orgullosos después de más de 30 años de que metimos al Dictador debajo de una loza de 5 toneladas en en el Valle de los Caídos.

Pero esto es lo que hay y la última, o la penúltima cafrada (comportamiento tosco y zafio o de poco tacto) de Eladio Morales que en Arico tiene hablando solos a algunos vecinos de Tajao y a nosotros cuando lo hemos experimentado también, es la de instalar un camping en la zona del barranco de Tajao -una cosa positiva en principio y largamente esperada por todos- que ha supuesto que un particular le ponga unas gigantescas piedras a la pista que daba acceso a varias calas de la costa, prohibiendo el paso a cualquier vehículo que no se dirija al puto camping.

Y es que no existe justificación alguna, todo lo contrario, para que se permita a un particular apropiarse literalmente de una amplia franja costera y que si tan imprescindibles resultan los vallados en ese pueblo, que cada día más se parece a una sucesión de gigantescos recintos carcelarios, no hay justificación alguna para que no pongan su puta cerca al borde de la pista que da acceso a la costa, un derecho utilizado desde hace décadas por pescadores, bañistas o simples visitantes. Y el pirata que le impide a una persona mayor acceder a la costa para echar su caña de pescar o para mojarse el culo, francamente, creemos que se está pasando, con el consentimiento de don Eladio, media docena de pueblos.

Asombraditos nos tiene don Eladio, que no es que uno lo tenga por mala persona (aunque hay quien lo tenga bastante claro), de cómo está entregando el pueblo y los derechos vecinales históricos que nadie se había atrevido nunca a coartar, a media docena de individuos sin que nadie entienda muy bien a cambio de qué. Y es por eso, entre otras cosas, por lo que valoramos cada día más a las personas que en Arico mantienen la Dignidad, en medio de este 'macrocompadreo', y se muestran dispuestas a renunciar a muchas prebendas y favores por muchos pactos e historietas que les ofrezcan. Que todavía hay gente, aunque parezca imposible, dispuesta a no agachar la frente ante el regreso de la apisonadora del caciquismo que muchos, ingenuamente, creíamos acorralado ante el desarrollo del sistema democrático y de derecho. Craso error.

Si desea ampliar la información y acceder a los enlaces e imágenes que acompañan a este artículo, toda la información se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres