Blogia
Lazos Rotos

Siete policías nacionales acusados de abusos sexuales a inmigrantes en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga.

Medios alternativos / Rebelión.- Sur Digital. La asociación ’Málaga Acoge’ de ayuda a los inmigrantes se personará como acusación popular e n el caso de los policías que pasaron el sábado a disposición judicial al detectarse actividades irregulares que podrían ser delito en el tratamiento de internos del Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga.

Siete policías nacionales han sido detenidos en Málaga acusados de organizar fiestas nocturnas en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en las que habrían participado mujeres inmigrantes que estaban allí recluidas. Los funcionarios podrían haber mantenido contactos sexuales con las internas.

La Comisaría Provincial informó ayer de la investigación abierta en torno a «actividades irregulares en el tratamiento de los internos», que se detectaron el miércoles. En 48 horas, las pesquisas desembocaron el viernes en los arrestos de siete agentes de un mismo turno del CIE y en el cese temporal del jefe de seguridad del centro.

Según ha podido saber este periódico de fuentes policiales, las supuestas fiestas nocturnas consistían básicamente en «cena, alcohol y relaciones sexuales». Al parecer, por los testimonios recabados entre las mujeres, en algunos casos se podría haber llegado incluso a la penetración.

Los delitos que se les imputan son abusos sexuales con prevalimiento (significa que la víctima está en situación de inferioridad), daños contra la integridad moral y omisión del deber de perseguir o impedir delitos. No obstante, los cargos varían en función de cada caso.

Turno implicado. Al parecer, tres de los siete policías supuestamente habrían participado en las fiestas nocturnas, mientras que los otros cuatro tendrían una participación desigual. El jefe del turno implicado, al que le corresponde ese puesto por antigüedad, fue puesto ayer en libertad tras ser oído en declaración en la Comisaría Provincial, aunque está a disposición judicial.

Dos funcionarios tienen entre 20 y 30 años, mientras que el resto estaría entre 40 y 50. Cinco de ellos están adscritos al Centro de Internamiento, mientras que los otros dos agentes pertenecen a Seguridad Ciudadana pero estaban prestando servicio en el centro para reforzar el turno de noche.

Las fuentes consultadas rehusaron precisar cuántas internas se habrían visto implicadas en estos hechos, aunque señalaron que entre las pruebas se encuentran los testimonios de algunas de las mujeres, que están internadas en estos centros pendientes de expulsión. Según esas fuentes, las internas podrían haber llegado a participar voluntariamente en estas fiestas, pero matizaron que «el consentimiento de una persona privada de libertad puede estar viciado».

Paralelamente, la Dirección General de la Policía ha iniciado las acciones en el ámbito disciplinario relevando de sus puestos a los policías, que han tenido que entregar su arma mientras se resuelve el proceso en el que están imputados.

Los funcionarios pasaron una noche en los calabozos de la comisaría, donde fueron interrogados por los agentes de la Brigada de Extranjería -de la que depende el CIE- que han llevado el caso. Los detenidos fueron trasladados ayer al juzgado de instrucción número 9 de la capital. Al cierre de esta edición estaban pendientes de prestar declaración ante la jueza.

Representantes de sindicatos policiales que acompañaban a los detenidos en el juzgado señalaron que los agentes niegan las acusaciones. «Se encuentran totalmente derrotados y destrozados», declaró el representante del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Manuel Beaín.

La asociación Málaga Acoge de ayuda a los inmigrantes anunció ayer que se personará como acusación popular en el caso de los policías. La presidenta del colectivo, Elena Muñoz, aseguró que ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno información de los datos personales de las víctimas para ofrecerles asistencia jurídica gratuita.

Dijo desconocer el número de afectadas, así como si continúan en el centro de internamiento. Muñoz criticó que los inmigrantes se encuentran en condiciones carcelarias en los CIE, pese a haber cometido tan sólo una falta. El centro de Capuchinos dispone de dos módulos, uno para hombres con 80 plazas y uno para mujeres, con 25.

Evaluación del servicio. La Plataforma de Solidaridad con los Inmigrantes de Málaga también adelantó que se presentará como acusación popular en el juicio contra los policías. En un comunicado, manifestaron que la reiteración de estas actuaciones ha llevado a cursar peticiones para que una comisión evalúe «de primera mano» el CIE.

La plataforma recordó ayer, con motivo de las detenciones, que ya condenaron hace unos años a otro policía por vejación a una mujer inmigrante. Según el colectivo, el funcionario cometió un delito de «vejación de carácter sexual» sobre una ciudadana brasileña que permanecía interna en el centro de Capuchinos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres