Blogia
Lazos Rotos

Viceconsejería de Medio Ambiente: todo un ejemplo de la "gestión pública" de Coalición Canaria.

Viceconsejería de Medio Ambiente: todo un ejemplo de la "gestión pública" de Coalición Canaria. Viceconsejería de Medio Ambiente: todo un ejemplo de la "gestión pública" de Coalición Canaria [1].

Estimados y estimadas Sras. y Sres.:

Soy un trabajador de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias y les quiero hablar sin tapujos de lo que está pasando en mi departamento. Desgraciadamente no les puedo revelar mi verdadero nombre, porque mi puesto, y mi salud personal y laboral están amenazados si se conoce mi verdadera identidad. Así mismo, está comprometido mi sustento y el de mi familia, y ustedes me supongo que ya saben que con los garbanzos no se juega. Sin embargo, es la desesperación y la desesperanza la que me lleva a dirigirme a ustedes. No se pueden hacer una idea, del nivel de desmoralización, crispación y frustración, que hay entre nosotras y nosotros.

Uno de los hechos más graves que ustedes ya conocerán es la presunta ocultación de un informe relativo al puerto de Granadilla por parte de la Viceconsejera de Medio Ambiente, Milagros Luis Brito. Este hecho ha provocado ya una querella por parte de GREENPEACE y el anuncio de tres más de ATAN, BENMAGEC y el SEPCA, que es el sindicato de empleados públicos de Canarias.

Siendo grave este hecho, dramáticas han sido sus consecuencias, cristalizadas en la persona de un biólogo adscrito al Servicio de Biodiversidad desde hace más de diez años, Pepe Casanova, un excelente profesional y una mejor persona, cuyo único pecado fue aparecer en el vídeo en contra del Puerto de Granadilla. Eso le ha costado el traslado forzoso a otro Servicio, el de Impacto Ambiental, sin ni siquiera ser consultado. Ahora está en su casa con una depresión de caballo. Las presiones nos llueven por todos lados y si a Milagros no le gusta algo de un informe, no lo firma y presiona todo lo que puede para cambiarlo.

El Jefe de Servicio de Impacto Ambiental, el Ingeniero de Montes Manuel Luis Torres Herrera, antiguo Viceconsejero de Medio Ambiente, miembro del PP de Tenerife, pero hombre de confianza de la Viceconsejera para sus “trapiches” llama a los técnicos de su servicio, como “talibanes” si son rigurosos en sus informes y escrupulosos en su defensa de los valores ambientales. Sus presiones son brutales para que los proyectos salgan adelante y se dé una declaración favorable. Se suele reunir a comer con los promotores de los proyectos y les suele decir a sus técnicos incluso en reuniones delante de los empresarios que parece que lo único que hacen es entorpecer, dificultar y poner un montón de trabas para que los proyectos no se puedan ejecutar. Son sospechosas sus guardias de incendios, por las que cobra una pasta, por únicamente estar localizable en el móvil.

El Director General del Medio Natural, al que debería llamar desnaturalizado, llama a los técnicos directamente para presionar sobre determinados proyectos que deben salir adelante sí o sí, algo que también hace una de las asesoras del Consejero de nombre Araceli, mujer de confianza de Fernando González.

Juan Carlos Moreno, ha participado de la represalia por lo del puerto de Granadilla y ha desmantelado el servicio de desarrollo sostenible encargado de la información ambiental en Canarias. Ha trasladado además forzosamente a las bibliotecarias del Centro de Planificación Ambiental de la Laguna a otra Consejería, cerrado el Centro de Información y Documentación Ambiental de las Palmas trasladando también forzosamente a otra Consejería al Personal de imagen y sonido de la Consejería que hacía unos vídeos de naturaleza magníficos. La explicación se llama ediciones Turquesa que pertenece al hermano del Director General, adjudicataria de la mayoría de los materiales encargados por aquel.

Mientras, gran parte de ese material, valorado en muchos millones de pesetas, pagado con dinero de todos los canarios se pudre en varios almacenes sin ser repartido.

La Viceconsejera, tan feminista ella, y el Director General cesaron hace dos años a la Jefa de Servicio de Biodiversidad, Asunción Delgado, aprovechando que estaba embarazada, para poner a alguien más afecto a sus tesis y no tan riguroso en su trabajo. El asunto está en los tribunales.

La Consejería tiene ya una condena por mobbing y unas treinta o cuarenta demandas por cesión ilegal de trabajadores en las dos provincias, habiendo ya muchos trabajadores con sentencia firme en las que se reconoce su vulneración de derechos.

En Las Palmas se ha reducido el espacio destinado a despachos de los técnicos hasta el punto que algunos están bastante apretujados en sus dependencias. Todo para que el Director General de Calidad Ambiental, José Alberto Díaz Estébanez, que no viene de Tenerife más que una vez a la semana y nunca antes de las once(en Tenerife también entra a esa hora) tenga el despacho digno de un ministro con TV, vídeo y DVD incluidos…etc., etc.

Mientras los proyectos de UNELCO, gozan de trato de favor por parte de la Viceconsejera, actual compañera sentimental de Rogelio Mesa, director de medio ambiente de la empresa en Canarias. Éste último se jacta de tal circunstancia e incluso amenaza a algún Jefe de Servicio, si éste no le baila el agua, etc. etc….

Los trabajadores de Medio Ambiente tenemos el complejo de ser el grano en el culo de este Gobierno, que quiere acabar de depredar Canarias sin que nadie les moleste. Tenemos bastante claro que acabaremos desapareciendo como Consejería y que quizás acabemos en los Cabildos, donde cada Isla funciona como quiere para mayor gloria de Soria, Bermudito y compañía.

En fin, que nosotros sí estamos en peligro de extinción.

[1] Este escrito fue enviado por un funcionario de la Viceconsejería al Confidencial de Canarias, información ratificada por el sindicato SEPCA.

Fuente: El Confidencial de Canarias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres