Blogia
Lazos Rotos

El estado español es el que más ha abaratado el coste del despido de toda la OCDE. Los jóvenes tienen la mayor tasa de temporalidad en Europa.

El estado español es el que más ha abaratado el coste del despido, de toda la OCDE, desde el año 1988, según cálculos de UGT, que denuncia que ello no ha tenido ninguna incidencia sobre la tasa de temporalidad española, situada en el entorno del 33%. En un informe con el que trata de desmontar el mito empresarial de que el abaratamiento del despido generaría menos contratación temporal y más empleo fijo, el sindicato subraya que la tasa de temporalidad española sería del 11,5%, es decir, casi tres veces menor a la actual y una décima inferior a la media de la UE, si hubiese una causalidad directa entre ésta y los costes del despido.

Por el contrario, la organización dirigida por Cándido Méndez atribuye la totalidad del diferencial de temporalidad entre España y Europa a factores no vinculados al precio del despido. Además, el sindicato argumenta que, de acuerdo con datos del Banco Mundial, España presenta un importante grado de flexibilidad en la regulación de la contratación indefinida, ocupando el puesto 27 en una lista que comprende a un total de 83 países.

Esta situación, sostiene UGT, también la confirman las cifras manejadas por la OCDE, que sitúan a España en el lugar 17 de entre 18 países por su flexibilidad a la hora de regular el coste del despido de los trabajadores indefinidos.

Factor "muy poco importante". Asimismo, y según una encuesta realizada por la Comisión Europea, los empresarios europeos del sector servicios consideran «muy poco importante» el coste del despido como factor que actúe de «freno» a las contrataciones indefinidas. Es más, UGT alega que cuanto más se ha reducido en España la protección contra el despido de los trabajadores fijos, más ha crecido la temporalidad. Por el contrario, en aquellas épocas en las que el coste del despido no se modificó, como entre 1998 y 2003, la temporalidad se mantuvo estable. "No habría receta más contraindicada para reducir la altísima tasa de temporalidad que suministrar como medicina mayores dosis de desregulación", advierte.

Desde la firma del acuerdo para la estabilidad en el empleo que sindicatos y CEOE firmaron en 1997, los empresarios tienen la posibilidad de suscribir con determinados colectivos contratos indefinidos cuya indemnización por despido improcedente es de 33 días por año trabajado, en lugar de los 45 días que contemplan los contratos fijos ordinarios.

Los jóvenes en precario. Igualmente, el estado español es el que cuenta con la mayor tasa de temporalidad de Europa, la tasa de temporalidad de los jóvenes menores de 25 años alcanza el 65 por ciento en nuestro país, casi 30 puntos por encima de la media europea, que se sitúa en el 38 por ciento, según datos de UGT.

Si a esto sumamos el aumento en un 1,8 por ciento de los gastos de bolsillo que tienen los jóvenes y el incremento en un 4,1% de los precios de la vivienda libre, es fácil hacerse una idea de por qué sólo el 38% de los jóvenes de entre 18 y 34 años puede vivir de forma independiente.

El volumen de temporales en la UE de antes de la ampliación es 2,5 veces inferior al de España. Nuestro país sale mucho peor parado cuando se incluye a los países de la ampliación, en comparación con estos países, España tiene un volumen de temporales tres veces superior.

De los 846.632 jóvenes menores de 35 año que fueron contratados en el primer trimestre de 2005, el 90% fueron contratados con carácter temporal, siendo el contrato indefinido la modalidad menos utilizada. De hecho, sólo se efectuaron 27.792 contratos indefinidos ordinarios (con despido de 45 días) a jóvenes menores de 35 años, en tanto que los indefinidos de fomento de empleo (con despido de 33 días) totalizaron 12.628.

Frente al escaso uso de la contratación estable, los temporales por circunstancias de la producción representaron el 43% (376.756 contratos), mientras que los de obra o servicio sumaron 300.213 contratos.

UGT advirtió de que la excesiva temporalidad es uno de los principales desequilibrios del mercado laboral español, hasta el punto de que no sólo está retrasando enormemente la emancipación de los jóvenes, sino que también está deteriorando su autoestima y su motivación a la hora de emprender la búsqueda de empleo. El tiempo medio que tarda un joven en encontrar trabajo suele ser superior a los seis meses e inferior a un año, aunque hay un alto porcentaje de jóvenes que tarda más de un año en hallar empleo.

La mitad para la hipoteca. Los salarios de los jóvenes tampoco son muy elevados, de hecho muchos jóvenes se ven obligados a aceptar trabajos precarios. A finales de 2004 sólo había crecido un 1% el sueldo medio de 784,7 euros que los jóvenes cobraban en 2003.

Con estos salarios, los jóvenes tienen que hacer frente a una subida del precio de la vivienda libre en los dos últimos años del 17,45%. Un joven tiene que destinar más del 50% de su sueldo al pago de la hipoteca, cifra que está muy por encima del umbral máximo tolerable, que es del 30%.

Fuente: Leído en Rebelion.org

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres