Blogia
Lazos Rotos

El Mercado Municipal de La Laguna tampoco está por la labor de separar sus residuos.

La alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, se presentó a las pasadas elecciones locales utilizando, como reclamo electoral, el asunto de los residuos bajo el argumento de que se trataba del municipio que primero había establecido la recogida selectiva de residuos en Canarias.

Lo que la alcaldesa de La Laguna entiende por recogida selectiva de residuos es muy sencillo, fácil de explicar. Esencialmente consiste en poner media docena de contenedores amarillos, de envases, en unas cuantas esquinas donde la gente los vea. De esta manera usted puede encontrarse zonas de La Laguna donde por cada contenedor amarillo hay cuarenta o más de los verdes, cuando los envases en realidad suponen, como mínimo, la mitad del volumen de los residuos domésticos.

Pero si usted quiere saber hasta qué punto está el municipio de La Laguna implicado en la recogida selectiva de residuos basta con que se dé una vuelta por el mercado municipal, situado en el centro de la ciudad y frente al ayuntamiento. Si se fija un poco más verá que no existen contenedores para separar absolutamente nada, sólo un gran compactador eléctrico en las inmediaciones y un desvencijado contenedor de vidrio.

Pues a ese gran compactador van a parar todos los residuos del mercado. Cuando decimos todos nos referimos no sólo a plásticos, cajas de cartón, cajas de madera, restos orgánicos de fruta y verdura... sino incluso a pescado viejo o restos cárnicos. Todo un espectáculo de irracionalidad.

En Arico el Cabildo y el Gobierno de Canarias están construyendo una milagrosa planta de triaje "Todo-Uno" que, esencialmente, consiste en que una hilera de trabajadores se ponen detrás de una cinta transportadora y van separando la basura recogida en bruto, como en el Mercado de La Laguna más o menos. No sabemos de dónde piensan sacar esos trabajadores dispuestos a hacer ese trabajo cuando lo que apesta esa basura, sin separación en origen, resulta ya de un aroma insoportable antes de salir de La Laguna. Cuando llegue a Arico se va a poner su padre -de ellos- a separar esa porquería.

Y es que con estas políticas irracionales no vamos a necesitar una incineradora, sino unas cuantas. La pena es que no se las pongan, los responsables de estos disparates, en las zonas donde ellos tienen sus chalet's, donde crían a sus hijos, vamos. Digamos, por ejemplo, en la zona de La Manzanilla.

Más Información:
Fuente: Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos
Correo-e: contacto@noincineraciontenerife.org

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres