Blogia
Lazos Rotos

La gripe aviar en el centro del debate político.

Gripe aviar

Medios alternativos / Prensa Latina.- El tema de la gripe aviar se sitúa cada vez más en el centro del debate político español donde el Gobierno y la oposición ofrecen hoy interpretaciones contradictorias de situaciones hasta ahora hipotéticas, como una pandemia.

La recomendación de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) de evitar el consumo de huevos y productos de pollo crudos o poco hechos, contrasta con las garantías de seguridad formuladas por el comisario de Salud, Markos Kyprianú, para la Unión Europea (UE).

Tal desencuentro ha desatado las amarras del debate parlamentario en España donde el Partido Popular trata de sacar lascas políticas criticando los planes preventivos del Gobierno los cuales considera insuficientes.

Madrid anunció la adopción de medidas correspondientes con la Fase 3 de alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto a la posibilidad de que se registre una pandemia en Europa entre otras causas por la extensión del virus mediante las aves migratorias. A esa posibilidad responde la prohibición de criar aves al aire libre en las 18 zonas de riesgo clasificadas por los expertos en la geografía hispana.

La recomendación de la agencia sobre huevos y pollos crudos despierta polémica porque los productores se preguntan si no hay gripe aviar en Europa y la posibilidad de contagio por la vía del consumo es sólo teórica, ¿qué se está protegiendo exactamente? Tal vez los efectos negativos económicos que tiene la recomendación para los productores, haya motivado al comisario Kyprianú hacer sus declaraciones y recordar que la OMS no ha constatado el contagio por la vía de la ingesta. Pero ha sido suficiente para que se destape la caja de Pandora en España y el PP acusara al Gobierno de jugar a la ruleta rusa con la cabeza de los ciudadanos en el manejo de la gripe aviar.

El diputado del PP José Félix Vadillo critica los cambios de opinión en el número de antivirales que se debían almacenar pues de 13 mil a inicios de las alarmas, España se propone pasar a 10 millones de dosis en menos de un año.

El director general de Salud Pública, Manuel Oñorbe, estima normal ese salto pues la decisión sobre el almacenamiento de antivirales la toman los gobiernos autónomos y no Madrid, y nadie quiere ser sorprendido a pesar de que el riesgo de una pandemia en Europa es aún muy bajo. Contrariamente a las estimaciones de la OMS, Vadillo piensa que la situación epidémica no es de Fase 3, la cual se declara cuando existen casos esporádicos de transmisión del virus a personas, sino de una "Fase 4 no declarada". Pero de ser como él plantea habría una situación de psicosis generalizada porque ese nivel, según la OMS, supone que el virus comienza a extenderse entre humanos, aunque no de forma eficaz, y sería un indicio muy fuerte del inicio de una pandemia, lo cual no es así todavía.

Oñorbe replicó que la OMS es la que determina la fase, no los gobiernos, y el momento en que está el problema según los parámetros de la institución es la Fase 3, lo cual no prohíbe que se tomen medidas de mayores alcances.

En estos momentos no existe pandemia animal en el estado español, dijo la diputada gallega Olaia Fernández Dávila actuando de vocera del resto de las bancadas.

Oñorbe advirtió sobre cálculos catastrofistas que hacen algunos organismos en Estados Unidos que se basan en lo que ocurrió en 1918, con una realidad muy diferente a la actual donde los sistemas sanitarios, antivirales y vacunas pararán una pandemia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres