Blogia
Lazos Rotos

La Laguna y su patrimonio: ¿En manos de quién estamos?

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- El grupo de gobierno del ayuntamiento de La Laguna ha comenzado a dar lo que ellos entienden por "razones" para cargarse un drago, catalogado como monumental, en el casco lagunero. Estaba enfermo y, además, se trataba de proteger la salud de unos niños y ancianos acogidos en un hogar que mantienen unas monjas, dado que, al parecer, el drago se les podía desplomar encima en cualquier momento y, de la noche a la mañana y sin previo aviso, han llegado a la conclusión de que "es más importante la vida de una persona que la de cualquier árbol".

Estos tipos llevan 20 años, o más, gobernando el ayuntamiento de La Laguna y no se ha visto que en este tiempo hayan llevado a cabo operación alguna de mantenimiento o de tratamiento de este árbol para solucionar una supuesta enfermedad que, sea la que sea, es coña marinera comparada con la que puede tener el drago de Icod o la mayoría de los dragos que tenemos en Canarias. No se ha visto nunca que llevasen a cabo apuntalamiento alguno de las ramas más peligrosos o poda selectiva de ningún tipo.

Hace más de un año el concejal de tráfico anunciaba que iba a cerrar el paso de peatones que da acceso a la estación de guaguas de La Laguna porque había muerto gente incluso golpeada en la cabeza por los espejos de las guaguas. Un año y unos meses después no sólo no han quitado el paso de peatones sino que no han sido capaces de ampliar la acera medio metro para que quepa una silla de ruedas o un carrito de niños mientras espera que cambie el semáforo. Es un ejemplo de lo preocupados que están en ese ayuntamiento por la vida de las personas y por su seguridad.

Siguiendo esta teoría, y en manos de estos chiflados, pocos árboles monumentales o pocas casas históricas, van a quedar en la isla de Tenerife, porque a todos ellos se les puede desprender una rama o rodárseles una teja que le caiga en la cabeza a alguien y lo mate. Si ese drago suponía un riesgo para alguien y no lo habían apuntalado en décadas ¿es que la preocupación por los niños y los ancianos les entró de repente y sin debate de alternativas alguno? No, la realidad es que ese drago tenía las enfermedades típicas y características de todos los dragos sanos de Canarias, la mayoría de los más viejos tienen incluso sus troncos cogidos con cemento para evitar que, por ejemplo, las ratas críen en sus troncos como dicen ahora que le ocurría a éste. Pero no habían tomado ninguna medida de protección, de tratamiento o de mantenimiento, sencillamente porque querían cargárselo.

Lo han hecho y ya el asunto no tiene solución, se han salido con la suya por la vía rápida y sin previo aviso para que nadie pudiese protestar, aplicando la vieja táctica de ir por la vía de los hechos consumados. Además, el Gobierno de Canarias había anunciado recientemente que iba a proceder a establecer medidas de protección para los árboles singulares de Canarias, lista en la cual el drago lagunero hubiese entrado entre los veinte o treinta árboles de cabeza por su singularidad y por su buen estado de conservación, que reconocía el propio Cabildo en la ficha donde lo catalogó como árbol monumental. Se lo han cargado para evitar se viese afectado por la nueva legislación porque, de lo contrario, se hubiesen visto en la necesidad de buscar otras alternativas.

Pero estos son los gobernantes que tenemos, esta es la forma en la que actúan, sin formar una simple comisión para estudiar todas las posibilidades antes de tomar medidas de este tipo. Nada de nada. Ellos dicen que lo que le preocupa es la salud de la gente pero, si tanto se preocupan por la salud de la gente ¿por qué no le buscan una solución a la Vía de Ronda, auténtica trampa mortal donde se repiten los accidentes graves casi todas la semanas? ¿Por qué no buscan alternativas al acceso a la estación de guaguas donde la gente muere golpeada por los espejos de las guaguas porque no hay sino medio metro de acera para que se refugien los peatones?

Y es que quizás la salida más razonable, si es verdad que el drago suponía un riesgo para los niños o los ancianos -cosa que es absolutamente falsa porque se hubiese resuelto con un sencillo apuntalamiento- quizás lo más razonable es que el Ayuntamiento o el Cabildo se hubiesen hecho con ese edificio y se habilitase una instalación más moderna y en mejores condiciones para poner una residencia, que no parece que ese sea el sitio más adecuado por la humedad y porque el edificio no reúne las condiciones ideales para albergar una residencia de este tipo.

Pero como todo es una gran mentira o una gan patraña fruto de una acción injustificable, oscurantista, precipitada, irresponsable, temeraria e ilegal pues ahora se trata de hacernos comulgar con ruedas de molino. Si usted no cree que esto pueda ser ilegal simplemente piense en la posibilidad de que usted fuese un ciudadano normal y corriente y tuviese la suerte o la desgracia de tener un un drago de 150 años junto a su casa y se le ocurriese ir al Cabildo a pedir permiso para cortarlo por el tronco. La carcajada del servicio de medio ambiente sería espectacular. Pero es que el nuevo obispo palmero sabe por donde camina, y ya cuado lo ordenaron estuvo lanzando vítores desde el púlpito a Ana Oramas y a Adán Martín, momento en el que aprovechó la televisión autonómica para enfocar sus caras emitiéndolas para toda Canarias y proyectarlas por las pantallas gigantes que había instalada en la torre de la iglesia de La Concepción. Y esos favores se pagan, en esta ocasión el precio fue un drago monumental centenario, el más valioso que tenía el casco de La Laguna, declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. ¡¡Manda huevos a Sandra!!

Artículos relacionados:

  • El Cabildo mantiene catalogado, como árbol monumental, al drago que Ana Oramas se cargó en La Laguna
  • (10-11-2005)
  • Ana Oramas se chifló
  • (09-11-2005)

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    0 comentarios

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres