Blogia
Lazos Rotos

'La memoria silenciada', el drama de la Guerra Civil en Canarias.

Prensa digital / Canarias Ahora.- El inicio de la emisión de los documentales, que dirige el cineasta tinerfeño David Baute y produce Tinglado Film, coincidirá con su presentación en el Auditorio de CCOO en Madrid, en un acto al que tiene previsto asistir el secretario general del sindicato, José María Fidalgo, y en el que se proyectará uno de los capítulos, Los alzados de La Palma.

La memoria silenciada pretende indagar en la represión que sufrieron trabajadores, republicanos e intelectuales de izquierdas en el Archipiélago a partir del golpe de Estado de 1936, además de en la posguerra y su culminación con los sucesos de Sardina del Norte, en Gáldar (Gran Canaria) en 1968, dijo el guionista de la serie, Cirilo Leal.

Precisamente la serie surge tras la iniciativa de CCOO de rendir homenaje a este hecho, un hito importante en el movimiento obrero canario, cuando una asamblea organizada por el Partido Comunista y el sindicato en una playa de Gáldar en apoyo a unos trabajadores estafados por su empresa acabó violentamente con la irrupción de la Guardia Civil.

Algunos de los participantes en este hecho fueron sometidos a consejo de guerra y pasaron varios años en prisión, y otros capítulos están dedicados a los detenidos en los almacenes de frutas de Fyffes, en Tenerife, y El fogueo en Vallehermoso (La Gomera), uno de los pocos actos de resistencia armada contra los insurgentes producidos en las islas.

También se cuenta la historia del campo de concentración para presos republicanos, y posteriormente para "vagos y maleantes", así como homosexuales, en Tefía (Fuerteventura), la represión sufrida por maestros y marineros en Lanzarote y los cientos de personas que tuvieron que esconderse durante años en montes y cuevas de El Hierro.

El director David Baute explicó que uno de los capítulos que más emotivo le resultó rodar fue el referente a La Palma, única isla que se mantuvo fiel a la República cuando el alzamiento, y que tras la llamada Semana roja, con la llegada del buque Canalejas, vive "la caza" de izquierdistas, con delaciones y ejecuciones.

Para David Baute fue sorprendente cómo testigos de estos acontecimientos relataban los hechos "con humildad extrema y sin ningún odio", una lección de perdón por parte de personas a las que mataron padres y hermanos o que pasaron años en la cárcel.

Sin embargo, en el rodaje de la serie Baute ha encontrado "mucho miedo", lo que se debe a que en Canarias la situación es más complicada que en la Península y en las Islas "nadie quiere hablar de abrir fosas comunes, que las hay, y se ha silenciado totalmente" la historia de la represión.

El cineasta comenta que no se trata de "reabrir brechas y sacar fantasmas", sino de documentar una situación "dolorosa", pues recuerda que tras la guerra hubo más de 3.000 desaparecidos en Canarias.

En la serie se hace un paralelismo entre las imágenes del Archipiélago en la actualidad y en los años 30 del siglo XX, con fondos de la Filmoteca Canaria y el No-Do.

Baute señala que Canarias tiene un patrimonio en este ámbito que se está perdiendo y que debe ser rescatados, pues los testigos de esa época habrán muerto en 30 o 40 años y debe recuperarse ese material "valiosísimo".

Noticia relacionada:

  • Mañana 16 de marzo comienza la emisión en la autonómica de 'La memoria silenciada' (David Baute, Cirilo Leal y J. Ramos)

  • ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    0 comentarios

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres