Blogia
Lazos Rotos

¿Injustas las nacionalizaciones bolivianas?

Medios alternativos / KaosenlaRed.- Jaime Richart. Repsol califica de "injusta" la nacionalización del petróleo. ¿Injusta la nacionalización del petróleo por Bolivia? Me alegro de que me haga vd. esa pregunta...

¿Da derecho a Repsol a hablar de medidas injustas por­que ha creado 300 empleos directos y 3.000 indirectos desde 1997, cuando Repsol ha tratado y extraído, registrán­dolos como propios en los registros correspondientes, parte de los filones petroleros bolivianos? ¿Nos quiere informar Repsol a dónde han ido a parar los beneficios de la inver­sión de 1.080 millones de euros en el país andino desde ese mismo año?


Industria del gas en Bolivia

¿Le parecería a Repsol injusta la nacionalización de las bases de Morón y Rota, hartos los gobernantes de este país de que los americanos no hayan pagado un euro del arren­damiento desde los tiempos de Carolo, incluso habiéndolo pagado? ¿O la nacionalización de las minas de azogue de Almadén en 1954, o de las de cobre de Río Tinto en 1921 que fue­ron explotadas, éstas, sucesivamente por alemanes e ingleses? ¿Le parecería injusto que la riqueza natural que corresponde a todos los es­pañoles, por rentas cuyo fruto pocos veían salvo si acaso unas centenas de trabajadores de nacionalidades diversas, permaneciera en manos de sus explotadores extranjeros?

Que un depredador, una sociedad depredadora o un país depredador invoquen “injusticia” porque los naturales de ese país donde han estado haciendo mangas y capirotes a ve­ces durante siglos, no sólo es un sarcasmo. Es que re­trata a sus administradores como félidos, mamíferos carniceros que, en el reino animal, se arrogan el dere­cho a depredar y a ser respetados porque aban­donan las sobras a unos cuantos carroñeros.

¿Por qué digo a menudo que me avergüenzo de ser espa­ñol y que me niego o­ntológicamente a serlo? Por esta mentalidad predomi­nante de país flojo de carácter, pro­penso, por unos motivos o por otros, a ser obsequioso hasta la náusea con el pode­roso del momento e implacable con los que supone débiles. Por esa arrogancia no basada en una hipotéticamente supe­rior inteligencia colectiva, sino en las mañas retóricas y de las otras de los abundantes pícaros que se crían por aquí. Por esa estúpida interpretación en este país de lo justo y de la justicia, que pasa por la dificul­tad insuperable de ver en “el otro” a un igual y en la Natura­leza la casa propia que hay que cuidar y mimar.

Estas declaraciones de Repsol calificando de injusta la nacionalización del petróleo boliviano les delata como insu­fribles y miserables empresarios del país ultracapitalista que es España.

Esos empresarios, la mentalidad de ese tipo de empresa­rios, la suma de esos empresarios, dentro de un sistema demoledor, tritu­rador y devasta­dor como es el capitalismo al uso, son los responsables y culpables de que en un minuto, el tiempo que más o menos puede uno tardar en lavarse las manos, mueran en el mundo 10 niños menores de cinco años por causa del ham­bre: más de cinco millones de niños al año. Esos empresa­rios son los causantes, responsables y culpa­bles de que 16.000 especies se encuentren en el um­bral de la extinción.

Y luego barbotearán y nos maldecirán a los que suspira­mos por regímenes racionales de for­mato colectivista en los que la inteligencia humana se sitúa en otras capaci­dades y miras: justamente en dirigir precisamente la inteli­gencia de los más inteligentes a suplir las deficiencias natu­rales que pueda haber en la inteligencia de los otros... en provecho de todos y de todos los seres vivos.

Artículo relacionado:

  • Bolivia asume el control absoluto de los hidrocarburos del país. ¡Evo cumplió!

  • ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    0 comentarios

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres