Blogia
Lazos Rotos

Elementos 'hostiles'... ¿al Régimen?

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- El pasado domingo, en una de las homilías que el consejero de Medio Ambiente del Cabildo -Wladimiro Rodríguez Brito-, nos dedica habitualmente a todos en el periódico El Día, nuestro apreciado, admirado y respetado responsable -entre otras cosas- de la gestión de los residuos en Tenerife, utilizó una expresión que sólo recordábamos -nosotros más bien poco- en los informativos franquistas del NODO o, más reciente, en los comunicados del ejército Norteamericano lanza con motivo de todo tipo de incidentes que sufre, en su batalla global contra el 'Mal', donde a la gente que legítimamente se defiende los llaman elementos 'hostiles'.

Francamente creemos, aunque todos estos políticos generalmente parece que están jodidos de la cabeza, que la utilización del término 'hostiles', en el caso de don Wladimiro, se refiere más bien a la interpretación franquista, a la vista de que aquí, todavía, no se han visto acciones del tipo lanza granadas, ni habitualmente la gente se pone un chaleco de dinamita para reventarse en el interior de las guaguas. Se trataría, más bien, de que don Wladimiro entiende por colectivo 'hostil' al que legítimamente discrepa de algo. Disentir, en algunas cuestiones, sin recurrir ni a la pedrada, ni a la bomba lapa, ni al insulto gratuito.

Durante el Franquismo, cuando un grupo de trabajadores conseguía concentrarse en el 1º Mayo, para conmemorar el día del trabajador, los informativos del Régimen -o el NODO- recurrían a esa expresión, 'grupos hostiles...', para referirse al que discrepa, al que expresa algún pensamiento o idea contra el Régimen, sin necesidad de que esas protestas fuesen más allá porque, en tal caso, se referían directamente a los 'terroristas' o 'comunista's aunque sólo hubiesen lanzado un par de pedradas para defenderse de las pelotas de goma. Vamos, como hace ahora Suárez Terror con los que quieren que se amplíe el puerto de Santa Cruz y que no se cometa el Crimen de Granadilla.

Ahora, más de 30 años después de que el Dictador muriera en la cama, volvemos a ver aparecer términos que algunos entendíamos como definitivamente enterrados, al menos en esta acepción. En las democracias auténticas el discrepante es considerado como un lujo, alguien que está dispuesto, a cambio de nada, a ofrecer otro punto de vista sobre temas concretos. En muchos sitios se les financia para que puedan pagar estudios técnicos que enriquezcan los debates sobre los distintos problemas, sobre todo de carácter ambiental. Aquí somos elementos "hostiles". Y es que nuestra clase política, acostumbrada al 'pelota', que no aporta absolutamente nada mas que la babosería para intentar trincar algún 'puestito', entiende que 'disentir' es sinónimo de 'hostilidad'. Acojonante.

Pero es que lo que asombra más aún de don Wladimiro es que se refiera a los 'colectivos más hostiles' para presumir de que ha conseguido integrarlos en el nuevo Plan de Residuos que está intentando sacar adelante. Y es que, don Wladimiro, si ha habido avances no es porque nosotros antes fuéramos 'más hostiles' que ahora, sino porque ha habido un acercamiento significativo en las posiciones que mantenían estos colectivos con respecto a los disparatados proyectos del Cabildo en el año 2002. No hace tanto tiempo de eso.

Y si ha habido acercamientos, si ahora nos entendemos con ustedes mejor que antes, es sencillamente porque nunca hemos sido elementos 'hostiles', enemigos, de nada y de nadie. Que hay una diferencia muy grande entre ser 'discrepante' y ser 'hostil'. Lo peor que hemos hecho nosotros, tal y como ustedes entienden la Democracia, es presentar alegaciones a proyectos y acudir al juzgado. Y el que considere que un ciudadano, o un colectivo, es 'hostil' por ejercer ese tipo de derechos fundamentales es porque necesita 'mamar' mucha democracia todavía.

De los argumentos que utilizaba don Wladimiro en ese artículo, sobre las campañas de mentalización que está empezando a desarrollar el Cabildo, también tenemos algunas cosas que decir, porque 'disentimos' democrática y pacíficamente en algunos de sus planteamientos. Y otro día les contaremos por qué, dado que hoy tenemos las tripas un poco revueltas con otras cosas que pareciera que hoy en día no deberían hacernos perder ni un segundo de nuestro tiempo. Pero con este ganado tenemos que arar.

Frase de Wladimiro: '(...) con los primeros pasos del Plan Insular de Residuos de Tenerife y con las puertas abiertas a todos los colectivos sociales, incluidos los más hostiles'.

Artículo completo:

  • Una imagen vale más que mil palabras

    Si desea ampliar la información y acceder a los enlaces e imágenes que acompañan a este artículo, toda la información se encuentra disponible haciendo clic aquí.

  • ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    0 comentarios

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres