Blogia
Lazos Rotos

Las ignorancias del Sr. Segura, Delegado del Gobierno español en Canarias.

Medios alternativos / El Guanche.- Antonio Cubillo Ferreira. Este pasado día 15 de mayo, en una conferencia de prensa dada por el Sr. Segura, representante de la monarquía española en Canarias, ha dicho, con la seguridad que le caracteriza, que la culpa de las llegadas de cayucos a esta colonia de Canarias la tienen los gobiernos de Mauritania, Senegal, Guinea-Conakry, Malí y Nigeria, por que no han sabido desarrollar sus economías. A mi gustaría indicarle al Sr. Segura, que durante cinco siglos las monarquía europeas estuvieron llevando esclavos de África para sus colonias, arrancando del continente africano a lo mas jóvenes y más fuertes hombres y mujeres, para ir a trabajar a las colonias españolas como esclavos y, posteriormente, de otros países europeos, para enriquecer a estas coronas y desarrollar sus riquezas.

En el segundo viaje de Colón ya fueron esclavos africanos, y posteriormente llenaron Cuba y Santo Domingo de esclavos, tráfico que no terminó sino en 1898, cuando Cuba se independizó. Se calcula que fueron unos Cien millones de esclavos los que se llevaron las compañías europeas. No se si usted sabrá que entre los esclavos que se vendieron, había miles de Guanches, y que conocidas familias españolas establecidas en Canarias desde la conquista y que están ahí, se dedicaron a vender guanches y a hacer razzias o correrías en el Sáhara para coger esclavos y venderlos.

Supongo que el Sr. Segura no ignorará esta parte de nuestra historia, y lo que en el siglo XIX y XX significó el colonialismo moderno en África, después de la Conferencia de Berlín. Pero referente a lo que digo sobre lo que significó aquella tragedia humana del tráfico de esclavos, le voy a dar la referencia de uno de los mejores escritores modernos sudamericanos, Eduardo Galeano en su obra 'Memoria de Fuego'[1], explica, en unas pocas líneas, lo que fue aquel horrible negocio, y a lo mejor el Sr. Segura comprenderá, de una vez, porque esos países que nombra, se encuentran en el estado de subdesarrollo actual.

[1] En 'Memoria del fuego hay una recuperación del pasado indigenista. Esta obra narra la odisea de las dos Américas, centrándose en los hechos más cotidianos, componiendo una trilogía febril e incisiva, apoyada en la rigurosidad de las fuentes y en la que se entrecruzan crónicas históricas con pinceladas del presente, siempre en busca de un futuro más justo. De aquella trilogía histórica formaban parte 'Los nacimientos' (1982), 'Las caras y las máscaras' (1984) y 'El siglo del viento' (1986). En los tres libros hay un mismo objetivo y como dice el periodista italiano Gianni Miná, una voz incisiva y militante que trata de impedir que se olvide la tragedia que asola a quienes viven en el más completo subdesarrollo.

'La memoria del fuego' está estructurada en torno a pequeñas vivencias cotidianas que es en donde encuentra Galeano la verdadera grandeza del ser humano. La intrahistoria es el universo en el que caminan las obras del escritor uruguayo, al margen de grandes gestas y de sucesos grandilocuentes, que se apartan del hombre de a pie y del verdadero devenir de los acontecimientos históricos. Son, en palabras de Galeano, historias pequeñas, pero no minimalistas.

Joan Manuel Serrat toma prestado un fragmento de una de estas historias de la 'Memoria del fuego' para ilustrar a modo de presentación en sus recitales el tema 'Che Pykasumi', que el cantautor interpreta en lengua guaraní.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres