Blogia
Lazos Rotos

La Gomera y las incineradoras naturales.

Bitácoras canarias La Ruina de Canarias.- Otra vez se produce un gran incendio en el nuevo y flamante vertedero de El Revolcadero, en La Gomera. Al igual que el del pasado mes de Octubre, las columnas de humo son visibles de media isla, y la peste invade los alrededores de la Villa y la carretera del sur.


Incendio en el vertedero de La Gomera

Lo que no se ve ni se huele, pero está ahí, son las dioxinas que se habrán liberado a la atmósfera por esta incineradora espontánea. Al final, no es necesario que el Cabildo ni el Gobierno de Canarias instalen incineradoras para acabar con el problema de las basuras: en La Gomera, la incineración de vertidos funciona automáticamente y de manera natural y espontánea.

Es increíble la falta de previsión y competencia de las administraciones "responsables" de La Gomera en lo relacionado con el control de los residuos. Desde siempre, la isla estuvo a la cola del archipiélago, con vertederos incontrolados en varios barrancos, e incluso vertiendo basura directamente sobre el mar, desde un acantilado, como el de Avalo. Luego, tiraban un barril de gasolina y le prendían fuego. El espectáculo era lamentable, y visible desde tierra y desde el mar, donde el fuego brillaba ladera abajo, por las noches.


Vertedero de Avalo, directamente sobre el mar

Parece mentira que, hasta hace apenas tres años, la basura de los municipios gomeros fuese recogida por éstos en camiones como los que hay en cualquier otro lugar, y luego vertida por cualquier ladera o barranco. Algo de fábula, y que sólo tengo noticia de que se lleva a cabo en algunas regiones del interior de la India, un país que no destaca precisamente por su limpieza.

En ambos incendios, la parte afectada fue el vaso de tratamiento de residuos, y, concretamente, dañaron seriamente a la capa impermeabilizante del mismo. Por lo tanto, debo suponer que habrá existido un contacto directo entre la montaña de basura y el suelo, con el correspondiente vertido de lixiviados y otras barbaridades que ya sucedían en los vertederos incontrolados.

Como siempre, el presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, prefiere desviar el origen o el motivo del problema, y habla solamente del correcto y efectivo comportamiento de los medios de ayuda a la extinción. Por lo visto, también participaron voluntarios, así como bomberos del Hotel Tecina. A mí se me caería la cara de vergüenza, siendo presidente del Cabildo de la Gomera, si tuviese que reconocer la necesidad de pedir ayuda a empresas privadas, como Fred Olsen (la propietaria del Tecina), para extinguir un incendio en una instalación básica como es el vertedero. Si tenemos en cuenta que también es de la compañía Fred Olsen el ferry en el que viajaron las unidades de bomberos procedentes de Tenerife para ayudar a extinguir el incendio, podría decirse que fue esta compañía quien realmente apagó el fuego del vertedero.

Y en La Villa, los habitantes a respirar dioxinas por unas horas, pues el viento era favorable en esa dirección… Ideal para todo tipo de cánceres. Probablemente la dosis ingerida por los gomeros y visitantes de los alrededores del vertedero (menos mal que no está en un lugar más poblado), es muy superior a las que prohibieron en su momento, procedentes de Bélgica en alimentos envasados. Es lo mismo que el Pyraleno de los transformadores de Unelco: una dioxina presente por todas las islas, a poca distancia de la población.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres