Blogia
Lazos Rotos

La Laguna al borde del colapso.

Periódico alternativo / Periódico Diagonal.- Héctor Rojo Letón. La Universidad de La Laguna (ULL) vivió el 9 de mayo uno de sus mayores paros. Profesorado, Personal de Administración y Servicios (PAS), alumnado y el propio Rectorado se unieron para presionar al Gobierno regional de Coalición Canaria (CC). La huelga logró paralizar la actividad de las facultades. Según los organizadores fue secundada por más del 90% de la comunidad universitaria y apoyada por más de 500 perso-nas, en una concentración frente a la Consejería de Educación en Santa Cruz de Tenerife.

Según Vicente Hernández, portavoz del comité de huelga, “la ULL ha sufrido acoso político y económicopor parte del Gobierno autonómico”.

El principal problema se sitúa en la falta de acuerdo sobre el contrato-programa, el sistema por el que las universidades canarias reciben financiación del Gobierno regional como garantía de autonomía. “En 2004 se paralizó porque según Ruano, ex consejero de Educación, había un conflicto universitario; este conflicto era la no aceptación por parte del profesorado del sistema de complementos retributivos”, relata Hernández. Para la Consejería, el principal problema es el déficit de 4,8 millones de euros que arrastra el centro académico. Las consecuencias son el estado de abandono de algunos de sus edificios y facultades como Educación, Biología, Bellas Artes (ubicada desde hace 28 años en un edificio provisional, lo que provocó una huelga de un mes en 2002), o el propio Paraninfo.

A ello se añade la no adaptación del sistema de retribución del profesorado desde la LRU a la LOU, la imposibilidad de contratar docentes sustitutos, la no publicación de la relación de puestos de trabajo que afecta al PAS o la falta de presupuestos para realizar actividades de investigación. Esta situación ha provocado un enfrentamiento, al menos dialéctico, entre los dos rectores canarios.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, dirigida por Manuel Lobo (próximo candidato de CC por Las Palmas), sí ha firmado los contrato-programa con el Gobierno y ha logrado la adaptación del sistema de retribución del profesorado a la nueva ley universitaria.

Tras la jornada de huelga se ha formado una asamblea de estudiantes que, junto a los problemas específicos de la ULL, tratará de difundir los cambios que le esperan con el Plan de Bolonia. Al cierre de esta edición, la Consejería parecía ceder ante algunas de las reivindicaciones, por ejemplo, el desembolso de 25 millones de euros para el nuevo edificio de Bellas Artes, que dejaría de ser la ‘chabola académica’.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres