Blogia
Lazos Rotos

Política, género y transgénero en el País de las Maravillas.

Medios alternativos / inSurGente.- ""(...) Es cierto que, aún discretamente, la lógica cultural e ideológica que da por sentado «que lo que funda la sociedad, toda sociedad, es la heterosexualidad», ha perdido al menos en occidente, parte de su hegemonía, hasta el punto que cuestiones que hace no mucho eran indiscutibles hoy son objeto de debate. Frente a la concepción sexo-género que todo lo ventila en una relación mecánica —tan del agrado del antropólogo y del misionero— entre funciones biológicas, condiciones anatómicas, reproducción de la especie y relación hombre-mujer, la lucha política de las identidades no-heterosexuales y no-reproductivas, ha sembrado algunas dudas, aunque sus frutos están lejos de remover la tierra firme de la cultura patriarcal. (...)"

Antón Corpas. El término Disforia de Género como significado y como significante («Disgusto persistente por algunas, o todas, de las características físicas o papeles sociales que connotan el propio sexo biológico»), mantiene los roles y las prácticas de la heterosexualidad como la medida de lo normal.

Crisis, reinvención o revisión de la condición humana. La revista Archipiélago, en su número 67 del pasado 2005, afrontaba un monográfico entorno a las identidades de género con el siguiente título: «Crisis de la heterosexualidad y reinvención de la condición humana». La primera parte del título define bien un aspecto del asunto, aunque sea exagerado decir «crisis» cuando los tímidos avances de homosexuales y lesbianas se han producido bajo un estrecho control y aplacamiento institucional, y cuando el matrimonio o la paternidad homosexual —a eso dedica Archipiélago parte de su contenido— tienen fines tan subversivos como permitir a determinados sectores estructurar y estabilizar sus procesos de acumulación de propiedad y riqueza, además de homologarse en cuanto a disciplinamiento vital. Menos aún podemos hablar de crisis, cuando en el caso del transgénero, como veremos mas adelante, la nueva Ley Reguladora de la Rectificación Registral de la Mención Relativa al Sexo de las Personas, además de mantener la relación entre normalidad y anomalía es tan contradictoria y humillante que a las pocas semanas de su aprobación ya merece ser derogada [...].

Si desea leer el texto íntegro en su fuente original, éste artículo se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres