Blogia
Lazos Rotos

Adán Martín miente a la sociedad canaria en beneficio de una multinacional eléctrica.

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- Una vez más Adán Martín, presidente del Gobierno de todos los canarios, ha mentido a la sociedad canaria, en beneficio de los intereses de una multinacional eléctrica. La mentira, no por repetida, deja de ser más descarada si cabe porque sobrepasa, con mucho, la propia falsedad que intenta vendernos la multinacional Unelco-Endesa en su exitoso intento, gracias a todos estos sinvergüenzas, de procurar establecer una 'fuerza mayor' que le exima de toda responsabilidad en la caída de cerca de 200 torres eléctricas de media y alta tensión, con ocasión del paso de la tormenta tropical Delta por Tenerife el pasado 28 de noviembre.

La golfería del presidente le costará a los canarios decenas de miles de millones de pesetas, que saldrán directamente en pérdidas de nuestros bolsillos o a través de nuestros impuestos. Y es que Adán Martín, este hombre que lleva toda su vida en política, a la que llegó una mano detrás y otra delante cuando hoy en día nadie es capaz de calcular la fortuna que ha amasado, se ha pasado media docena de pueblos. Mientras Unelco-Endesa ha mandado, con unos datos inventados, a todos los ciudadanos un mapita donde intentan justificar vientos de 170 km/h que ningún anemómetro registró, este sinvergüenza político se ha ido al registro de una racha máxima en El Teide -donde no se cayó ninguna torre de alta tensión porque no hay- para decir que es normal que se le cayeran dos centenares de torretas a esta gente porque los vientos fueron de ¡240 km/h!

Nos ha vendido a todos, el muy golfo, incluidos a los vecinos de la Torre I de Santa Cruz que pleitean porque Ferrovial les arregles los multimillonarios desperfectos que sufrió ese 'moderno' edificio, recubierto de paneles metálicos que suponen un auténtico peligro. Lo ha hecho en favor de la cuenta de resultados de una multinacional indecente, que en sólo tres meses ha obtenido unos beneficios de 1.050 millones de euros (175.000 millones de las antiguas pesetas) después del paso de la cola de la tormenta tropical por Tenerife.

También miente como un bellaco, y él lo sabe porque es algo así como perito industrial aunque siempre haya vivido montado en el coche oficial -gracias a suculentos apoyos económicos de muchas empresas de éstas que le pagan las campañas-, cuando afirma con todo el descaro que las torres de alta tensión deben resistir 120 km/h, lo que es rigurosamente falso porque a esa velocidad hay que añadir unos coeficientes de seguridad de los siempre se olvidad. Si las torres de alta tensión se cayeran con rachas de 120 km/h cada cinco años habría que reponerlas todas en Europa entera.

Pero, para nosotros, más sinvergüenza que Adán Martín o el PePe, que todos sabemos a qué intereses sirven, son los hipócritas del PSOE, que no sólo le sostienen en el Gobierno para que haga este tipo de golfería en contra del interés general, sino que han sido los promotores de la comisión de investigación parlamentaria que, como dijimos desde un principio -el día de los Santos Inocentes del años pasado- sólo pretendía echar tierra sobre este asunto en beneficio de la multinacional y, como casi siempre, en contra de los intereses de los ciudadanos afectados.

Y no consideramos, para nada, que estemos faltándole al respeto al señor Presidente. Cuando decimos, con toda claridad, que es un sinvergüenza y un golfo, nos referimos pura y exclusivamente al dato que ha dado ayer ante los medios de comunicación, donde dice que los vientos que tumbaron las torres de Unelco fueron de 240 km/h. Ni la compañía indecente se ha atrevido a llegar a tanto El periódico 'El Día', el más fiel servidor a la compañía eléctrica en este asunto, sólo había llegado a los 200 km/h, aunque en un empujón final a estas disparatadas tesis ha hablado de huracanes peores que los de EEUU. El ITER, de Ricardo Melchior, en un estudio teórico avalado por organismos meteorológicos falsos, ha hablado de 160 km/h. Y Unelco-Endesa, ha puesto sobre un mapa un dato fantasma para el Valle de Güímar de 170 km/h. Claro que en ese mismo sitio el Instituto Nacional de Meteorología tiene una estación homologada que dio, de racha máxima, poco más de 140 km/h, lo que significan vientos medios que en todo momento estuvieron por debajo de los 120 km/h.

Es el señor presidente el que nos está faltando a todos al respeto con su desvergüenza y su descaro. Que, por cierto, nos va a costar una pasta gansa a todos. Como siempre. Y luego dice que no tiene dinero para atender correctamente la atención sanitaria a la gente. ¡Chiquito golfo! Políticamente hablando, claro está, que nosotros no somos jueces para juzgarlo por nada más que por sus falsedades fácilmente contrastables.

Ni la comisión de investigación parlamentaria se ha atrevido, por muy descarado, a establecer que hubo 'fuerza mayor' y se han remitido a los tribunales pese a que su objetivo era cargarnos el muerto a los ciudadanos, como siempre. Nuestro presidente, o el presidente al servicio de Unelco-Endesa, ya ha sentenciado exonerando a la multinacional de cualquier responsabilidad dos días después. Te cagas!!

Si desea ampliar la información y acceder a los enlaces e imágenes que acompañan a este artículo, toda la información se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres