Blogia
Lazos Rotos

Más relatos indignantes de las gamberradas policiales del 27-J.

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- Santiago Ibarria. Como antaño. El día 27 de julio del 2006 retrocedí de golpe 40 años y no fue una alucinación sino un hecho que me ocurrió paseando por La Laguna:

Como casi todas las tardes, salí a pasear y hacer algún recadito familiar con mi perra callejera. Cuando estaba en la calle del Agua, dos policías nacionales maduritos (uno de ellos sin dientes y no creo que por su actuaciones policiales sino por la sed que pasa) me interrumpieron el paso y me prohibieron pasar comentándome que mi perra debía llevar bozal, a lo que respondí que mi perra no era de las razas consideradas peligrosas y por ello no debía llevarlo y que la norma municipal así lo indica. Pero les daba igual y no me iban a dejar pasar. Les comuniqué que quería ir a la farmacia de la plaza del Adelantado a comprar un termómetro y ni así me dejaban pasar. Como insistí en mis derechos, me solicitaron de muy malos modos que me identificara y que los acompañara a unos 300 metros en dirección a la plaza del Cristo. En el momento en que estaba la policía comprobando mis datos por la emisora, apareció un cámara de televisión de ANTENA 3 a grabar, se le abalanzaron para que no filmara y poniéndose muy nerviosos, le pidieron la documentación al cámara y a un señor que salió en defensa del reportero; cosa que no consiguieron. ¿Por qué no querían ser grabados, es que sabían que estaban infringiendo la ley?

Y todo este montaje policial desproporcionado era a causa de la procesión del pendón y de unos que protestaban por ello y yo con mi pinta era sospechoso de pertenecer a ese grupo.

La impotencia que sentí me recordó a la que oía cuando yo era niño, por la actuaciones de la policía armada en que te discriminaban por peludo, barbudo o mal vestido, usando la ley de peligrosidad social de vagos y maleantes.

Yo creía que eso era del pasado y que se respetaban los derechos constitucionales donde se indica claramente que no se puede discriminar a nadie por su aspecto y que las fuerzas de seguridad del Estado deben servir a todos los ciudadanos, no sólo a la clase política. Pero claro, todavía hay mentes de esa época negra y creen que la ley son ellos.

A partir de ahora, cuando haya procesión, habrá que vestirse como la menina de Velázquez, o como un modosito para no ser sospechoso de montar altercados e ir acompañado de la esposa para que ilumine el camino.

Debo agradecer a ANTENA 3 que en las noticias del mediodía puso las imágenes, en las que se les ve la cara a los policías a pesar de las amenazas que soportó el cámara.

Ah, por cierto, un acompañante del pendón era Brito Arceo, personaje conocido por su actuación en Gran Hermano. Bendito país.

Si desea ampliar la información y acceder a los enlaces e imágenes que acompañan a este artículo, toda la información se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres