Blogia
Lazos Rotos

Cuba está tranquila. ¿De qué se asombran los que se asombran?

Medios alternativos / La Jiribilla.- Norelys Morales Aguilera. Cuba está tranquila de punta a cabo, se dice allí para abarcar la longitud de la Isla. Transcurre con normalidad la delegación de las funciones por Fidel al equipo de colaboradores, aunque la enfermedad del Comandante tomara por sorpresa a todos, luego de haberlo visto desplegar su descomunal energía en Argentina y en la conmemoración del 26 de julio con dos discursos ese día.

Fidel es mucho Fidel, pero es el hijo de su pueblo. Mutuamente se entienden. Ellos saben lo que quieren oír, y él sabe lo que tiene que decir. Luego de la Proclama en la que el dirigente se declaró sometido a una operación quirúrgica y obligado al reposo debía venir un seguimiento a la convalecencia. Pero no iba a ser como lo esperaban los pronosticadores y analistas extranjeros. Sus compatriotas saben que la cosa es seria. En un segundo mensaje Fidel dijo: “no puedo inventar buenas noticias”.

Sin embargo, su pueblo lo sabe combatiendo como siempre ha sido y de ahí viene toda la esperanza. Alguien en la calle dijo: “Fidel nos ha enseñado cómo se consiguen las victorias” y de ahí viene todo el acompañamiento. Mientras el Comandante convalece los cubanos se están pasando las señas. Es algo inusual y profundo. En lo externo se ha visto en los centros de trabajo y en las cuadras donde los vecinos se están expresando y los argumentos son tan elocuentes y poderosos que no dan margen para pensar que el Plan de Bush y la gusanera desalmada tenga cabida en el corazón de la Isla.

En lo interno del alma cubana la nueva prueba de ética y hombría del Comandante circula por las venas de la nación. Se llama confianza, admiración, coraje y cubanía. De todo eso hay en el entendimiento que Fidel tiene con su pueblo y no tiene nada que ver con lo sucedido en Miami donde lo grotesco ha resaltado entre las repercusiones noticiosas. Muy fuerte ha trascendido en la Isla la malsana alegría que confirma la petición de “tres días de gracia para matar” que saliera de la mafia cubano-americana.

Los cubanos esperan que Fidel festeje su cumpleaños 80 en diciembre como ha pedido, y en la lógica incertidumbre y la conmoción por su salud deteriorada, están dando su apoyo a que Raúl lo sustituya. ¿Y de qué se asombran los que en el mundo se asombran? Fidel ya lo había dicho, muchas veces lo ha dicho, que en la Isla todo está previsto y los que sueñan con matar al socialismo en Cuba se van a quedar con las ganas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres