Blogia
Lazos Rotos

Decenas de toneladas de una 'sustancia posiblemente carcinógena' para el nuevo edificio de consultas hospitalarias.

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- El nuevo edificio de consultas del Hospital Universitario de Canarias se convertirá, probablemente, en uno de los edificios más insostenibles de Canarias. Totalmente acristalado, en una de las zonas de mayor irradiación solar de la isla, representa el ejemplo más típico de lo que nunca se debe hacer arquitectónicamente en latitudes como la nuestras.

Esta circunstancia obligará a utilizar no sólo potentísimos sistemas de aconddicionamiento de aire, con el consiguiente y disparatado consumo energético -independientemente de que el contraste térmico genera problemas para muchas personas especialmente sensibles- sino que la estructura acristalada está obligando a que el Cabildo de Tenerife se haya visto obligado a recurrir a decenas de toneladas de lana mineral para intentar mitigar, en la medida de lo posible, los efectos de aumento de la temperatura interior de la estructura que, sin duda, genera ese gigantesco edificio de cristal.

La lana de roca está considerada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, así como por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo como una 'sustancia posiblemente carcinógena', en caso de exposición prolongada o repetida. No sólo eso, sino que además puede provocar reacciones alérgicas además de que las partículas, suspendidas en el aire, producen irritación de los ojos, la nariz y garganta y los pulmones. Cuando estas fibras entran en contacto con la piel, también pueden producir irritación.

Y hombre, no es que nosotros vayamos a decir ahora que se debería prohibir el uso de este procto. No. Lo que ocurre es que su utilización está justificada en construcción cuando, por otros métodos, resulta complejo y dificultoso el aislamiento término. Y para nada es el caso de la zona donde se instala este edifico de consultas hospitalarias. Ninguna de las plantas de hospitalización del centro anexo tiene aire acondicionado y, pese a que la construcción es vieja, con ventanas que cancanean con el viento y sin el necesario aislamiento y orientación adecuada de los ventanales, casi todo el año se disfruta de una temperatura agradable sin necesidad de artifializar el aire que respiran los trabajadores y pacientes. No obstante vivimos en Canarias ¡con un clima que nos envidia el mundo entero!

Pero llama la atención, por otro lado, el descontrol con el que se está manipulando esta impresionante cantidad de lana de roca, nunca antes vista por esta tierra en ese volumen. Muchos de los paquetes están rotos, con el producto a la intemperie y expuesto al viento y a las inclemencias, cuando es bien conocido el efecto que estas partículas producen en el ser humano al adherirse a las paredes de los pulmones (casos excesivos de cánceres de traquea, bronquios y pulmón descubiertos en los trabajadores de la producción, clasificada 2B por la IARC "posiblemente cancerígena para los humanos". Clasificada por la Comisión MAK de Alemania como "sustancia que debe tratarse como causa probable de cáncer"). Un espectáculo que, viniendo de los responsables de velar por nuestra salud, no deja de representar toda una paradoja a nuestro modo de ver impresentable.

Si desea ampliar la información y acceder a los enlaces e imágenes que acompañan a este artículo, toda la información se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres