Blogia
Lazos Rotos

Los actuales desafíos de la izquierda icodense.

La sociedad icodense vive un momento histórico trascendente por varias razones. Una de ellas es el largo período de crisis política, existe inestabilidad. Durante más de dos décadas, nuestro municipio se ha visto regido por un gobierno monocolor, han abundado las legislaturas con mayorías absolutas.

Hoy pasada casi la mitad de la legislatura, el resultado está ahí. El partido en el poder en la corporación local sigue con su política errática y alejada cada vez más de los verdaderos intereses de los ciudadanos icodenses. La oposición, Coalición Canaria (CC) que vive una importante crisis interna a nivel de Canarias, no ha sido capaz durante todo este tiempo de conformarse en alternativa y la otra fuerza, el Partido Popular (PP), sigue siendo un partido que no ha arraigado en nuestra ciudad y se conforma con una presencia casi testimonial.

Si hacemos una análisis serio de la situación política y social de Icod de los Vinos no podemos caer en la tendencia simplista de limitarnos sólo a criticar o defender a los partidos. La responsabilidad es compartida por todos los estamentos sociales, somos responsables todos, y cada sector debe asumirlo.

Otra de las razones de la actual situación de crisis en Icod, es que la izquierda no ha sido consecuente con lo que dice defender, no basta sólo con un ejercicio meramente retórico por más combativo que éste sea, la izquierda en Icod de los Vinos necesita hacer una dura autocrítica y comenzar a trabajar, organizándose y participando en todas las manifestaciones sociales.

Debe también utilizar las más variadas formas de expresión cultural. El teatro, la música, la literatura, las artes plásticas, el deporte y las fiestas populares representan una excelente forma de comunicación social y de intercambio de ideas con nuestro pueblo.

La izquierda en nuestra municipio se encuentra fragmentada, desorganizada, sin capacidad de maniobra, hecho éste que ha permitido que el Partido Socialista icodense haya ocupado su espacio político, pero practicando políticas sociales neoliberales. Políticas que se desentienden de la defensa de los más desprotegidos, que permite la degradación del medio ambiente, ya sea directamente o por omisión, que se olvida de nuestros mayores y de nuestros jóvenes, que relega y margina la cultura... En definitiva, practican una política de guante blanco, de despachos, que es donde realmente radica ese poder que detentan y que generalmente se ejercita de espaldas a los ciudadanos.

La izquierda en toda su dimensión política, social e intelectual se constituye históricamente como una alternativa a la explotación del ser humano. En Icod tiene varios frentes y tareas pendientes, entre ellas la intercomunicación eficaz con los vecinos, la construcción de sus propios medios de información, estar allí donde los ciudadanos viven, trabajan y se organizan. Así como la obligación de convencer a los ciudadanos que deben tomar parte activa de la vida social y política de nuestro municipio y no dejar que otros decidan por ellos.

Debe asumir los retos que los nuevos tiempos le plantean, aglutinando a todos los que creen que la sociedad no puede ser organizada sólo según patrones de tecnología y modelos de consumo. A todos los que siguen creyendo en los principios de solidaridad y justicia social, en definitiva, a todos los que asumen consecuentemente el compromiso efectivo y afectivo con los sectores más necesitados de la población. A todos los que creen que la defensa del medio ambiente debe ser uno de los frentes de lucha más importantes, asumiendo esta defensa como un legado para futuras generaciones.

Debe abandonar caducos sectarismos con las organizaciones y fuerzas afines, trabajando y organizándose en defensa de objetivos sociales comunes. Debe aunar fuerzas en la lucha diaría, estándo en todos los frentes sociales sin escatimar esfuerzos, sin desfallecer. Sólo así se podrán contrarrestar las políticas neoliberales disfrazadas de izquierdas, o aquellas otras que defienden concepciones falsamente nacionalistas arropadas de falsos folclorismos.

En definitiva en Icod de los Vinos, la izquierda debe retomar las prácticas populares alternativas: denunciar las contradicciones de las prácticas diarias de los partidos, conquista y defensa de derechos, preservación del medio ambiente, ahondar en las relaciones de género, combatir la discriminación racial y/o étnica, defensa de nuestros mayores y jovenes, defensa de la cultura, etc. ¿A qué esperamos?

Artículo de opinión de la redacción de Lazos Rotos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Sixto -

Estoy totalmente de acuerdo con el articulo, es necesario una plataforma ciudadana que aglutine las distintas areas sociales para asi demandar la protección necesaria de estas, esta plataforma deberia salir desde algún medio de comunicación de los existentes en la comarca (informativamente) no desde la direccón de estos.- Apostemos por la participación desde el respeto de las ideas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres