Blogia
Lazos Rotos

Aquí, al lado, África se nos muere.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto que 2006 se convierta en el año para acelerar la prevención del sida en el continente africano, donde la mortal enfermedad mata a más de dos millones de personas al año. Luis Sambo, director de la OMS par África, dijo que la prevalencia de males como el sida, la tuberculosis o el paludismo, o la extensión de las fiebres hemorrágicas o el cólera, siguen siendo una gran preocupación en el continente.

El organismo dependiente de la ONU está seriamente preocupado también por la mala protección que tienen adultos y niños y la tendencia creciente de dolencias como el cáncer o la diabetes. De acuerdo con el director regional de la OMS, los principales problemas que atraviesan los sistemas de salud en el continente son la disponibilidad y gestión de los recursos humanos, la financiación de los servicios y las carencias tecnológicas.

La OMS considera como “extremadamente preocupantes” los principales índices de salud en África. “Es paradójico que la salud en África se deteriore al mismo tiempo que la humanidad realiza progresos tecnológicos y científicos sin precedente en el campo de la medicina”, concluyó. África está sucumbiendo ante la tuberculosis, una enfermedad que, a pesar de lo barato y fácil que resulta combatirla, mata cada año en el continente a medio millón de personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS), que cerró esta semana en Maputo (Mozambique) una reunión regional de cinco días, declaró a África en situación de emergencia por el trágico crecimiento que ha registrado la enfermedad en el continente.

La tuberculosis es, después del sida, la segunda enfermedad que más muertes causa entre los adultos. En todo el mundo la sufren cerca de nueve millones de personas, y dos millones mueren anualmente por este mal. África, a pesar de que sólo tiene el 11 por ciento de la población mundial, tiene la cuarta parte de los tuberculosos de todo el mundo, con 2,4 millones de casos, y 540.000 personas que mueren cada año.

La extensión de la tuberculosis, que había comenzado a remitir en África a finales de los años setenta, se ha reproducido en los últimos quince años debido fundamentalmente a su vinculación con el sida, la pobreza y los débiles sistemas de salud.

El arzobispo anglicano de Sudáfrica y Premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu, quien sufrió esa enfermedad, recuerda que un tratamiento completo contra la tuberculosis sólo cuesta quince dólares.

Fuente: Leer la noticia en su fuente original

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres