Blogia
Lazos Rotos

La ingenuidad de la "izquierda" en el Siglo XXI.

Prensa Alternativa (Icod de los Vinos) / Redacción.- Desde la ratificación de la Constitución en el Referéndum de 6 de Diciembre de 1978 hasta hoy, la democracia burguesa se ha visto amenazada por diferentes intentonas golpistas -que tuvieron lugar en 1980 y 1981 como la denominada "Operación Galaxia" y el Golpe del 23-F de 1981- desde la derecha más rancia de este país, apoyada por un importante sector de la derecha que se ha dado en denominar "civilizada" y de la iglesia. Esta espada de Damocles ha pendido, pende aún, de un debil hilo que ha amenazado y amenaza el sistema democrático, cuyo consecución costó la vida de decenas de miles de españoles en su lucha contra el regimen fascista de Franco.

Sacrificio de decenas de miles de vidas de mujeres y hombres -que se tradujo en el fin del fascismo franquista- en una guerra fraticida provocada por el golpe de estado propiciado y articulado por la oligarquía financiera y terrateniente, apoyada y secundada por la Iglesia y materializado por los militares golpistas. Sectores que aún conspiran y "añoran" los cuarenta años de oscurantismo, muerte y represión.

No deben asombrarnos -por tanto- hechos como el del día 7 de enero pasado durante la celebración de la Pascua Militar. No deben asombrarnos las declaraciones del general jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército español, José Mena Aguado. Unas declaraciones que reflejan, por quien las pronuncia, el sentir de una parte del ejercito español, así como de algunos sectores de la sociedad civil.

Sólo con leer las declaraciones de la Asociación de Militares Españoles (AME) que aplaude las palabras pronunciadas por el número dos del Ejército de Tierra y critica que haya sido sancionado "por defender la Constitución". Declaraciones de José Conde Monge, coronel retirado y presidente de AME, que afirma que: "Resulta rarísimo que nadie se acuerde de que la nación tiene militares, y que éstos tienen encomendada la misión de garantizar el ordenamiento constitucional, que consagra la unidad de España".

O las declaraciones del secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, que afirmó que la amenaza del militar "es el reflejo de la situación que estamos viviendo".

Pese a negarse a entrar en el fondo del mensaje, Elorriaga consideró "inevitable que se produzcan pronunciamientos de todo tipo" y recordó las constantes referencias del rey a la "unidad de España", a las que contrapuso "la frivolidad" de Zapatero.

Es intolerable la defensa que el PP ha hecho del pronunciamiento del general Mena, que sólo ha rechazado Josep Piqué, pero nadie del PP español. Y ningún principio democrático ampara al PP para abonar la actitud anticonstitucional de un funcionario militar obligado a guardar silencio político.

La "izquierda" española es una izquierda ingenua respecto a la derecha involucionista. Sin olvidar al PSOE que ha apostado por la derechización en sus planteamientos defiendo políticas neoliberales -eufemismo que se utiliza para disfrazar el término capitalismo- que lesionan los derechos de los ciudadanos.

Nuestro objetivo debe ser reconstruir una izquierda digna de ese nombre. Debemos comenzar un debate abierto y profundo, sin sectarismos, que aglutine a todos los sectores progresistas, partidos políticos, centrales sindicales, organizaciones ciudadanas... Abandonando los preceptos socialdemócratas y la defensa del neoliberalismo a cambio de la creación de un nuevo movimiento que permita reconstruir la izquierda, basándose en la integración de todos los sectores progresistas alrededor de un programa cuyo eje central sea la defensa y desarrollo del Estado del Bienestar, tan denostado por sectores de la derecha española.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres