Blogia
Lazos Rotos

El almendrero de Nicolás. El crimen del contenedor y los informativos de TVC.

Paco Déniz / Artículos de opinión.- Estoy a favor de una televisión pública. Ésta debe ser un factor de cohesión social, cualificación y entretenimiento. Sus informativos, sin llegar a ser un boletín oficial deberían contemplar los ámbitos políticos, económicos, culturales y deportivos de dicha comunidad. Debería ofrecer el criterio político de la oficialidad, el de la oposición, y el de la ciudadanía, que últimamente no coincide con ninguna de las dos. Y así sucesivamente, hasta finalizar con los deportes o con alguna curiosidad del momento. Pero, de qué consta el guión de nuestros informativos. Veamos: arranca con algún crimen, un incendio o una inundación, un accidente de coche. Con eso se tiran un rato bueno. El caso del crimen del contenedor fue el colmo. Todos los días había una unidad destacada en los juzgados. Algo vergonzoso. Luego le cogieron el gustillo a los juzgados y ya se quedaron ahí para siempre. No contentos con los sucesos isleños, incorporan algún tipo de suceso español. Luego siguen por las pateras, pero nunca van a ver inmigrantes legales a los aeropuertos. Más tarde incorporan algún tipo de noticia como las rebajas, las navidades, etc. La mayoría de la gente que entrevistan no son canarios, son, sobre todo, jefes en general. En caso de que llueva o ventee mandan una unidad a cada Isla a sacar imágenes de los charquitos y a preguntar obviedades. Y así pasan a las noticias políticas, que consisten principalmente en ocultar el conflicto social. Suelen ser tres noticias breves. La primera consiste en propagar las medidas de CC sobre sostenibilidad de los campos de golf, luego la opinión del PSOE acerca de que su césped será ecológico y más tarde, alguna inauguración o alguna facistada de Soria. Si hay alguna manifestación nada de nada. Sólo si se monta un escándalo se dignarán enviar una cámara, lo que explica algunas acciones colectivas. No valen ruedas de prensa críticas, sólo las que no tienen mucha relevancia política. Por ejemplo otorgar el premio de empresario del año a algún constructor o a algún magnate de la sanidad privada, que son los más inteligentes en hacerse con el dinero público. Más tarde anuncian que pasarán a las noticias nacionales cuando en realidad son estatales. Los locutores todavía creen en la teoría de los sinónimos. Terminamos con el deporte; la Lucha Canaria no existe, sólo alguna gastroenteritis o alguna torcedura de tobillo de algún paquetetillo del fútbol representativo o una bronca en el vestuario del Madrid. Luego hay alguna curiosidad ligera, como la visita de unos niñitos a Hacienda donde les enseñaron que quien más tiene más paga. El temario finalizó cuando llegó la lección de la RIC.

Por esas y otras razones decidí pasarme al telecanarias de toda la vida, con Daswani. Me gusta el jeitillo de ese muchacho. Pero he aquí que cuando tomo la decisión, ficha por la nuestra. El formato siguió siendo el mismo. Da pena ver gente tan guapa hablando de sucesos y boberías. Para eso hay otros programas. Deberían hacer un cursito en ETB y de paso se echan unos pintxos. En cuanto al mito de que los locutores hacen todo lo que les dictan no es exacto. Los profesionales tienen margen de maniobra, pero no saben o no quieren aprovecharlo. Lingüísticamente lo tienen pero son unos acomplejados. Al barro le llaman lodo, a las veredas senderos, a las barranqueras riadas y Fernando Delgado, que es un ciudadano del mundo, dice que la playa de Güimar es de cantos rodados, que siempre será más fina que de callaos. En fin, menos mal que nos han quitado el maldito marquito de las noticias del tiempo y nos han acercado a Cabo Juby. Nuestra posición original. A lo mejor por eso hay un símbolo para la calima. Por fin.

Paco Déniz

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres