Blogia
Lazos Rotos

El tranvía a toda pastilla.

Foros ciudadanos / Foro Ciudadano Contra la Incineración de Residuos.- El 16 de mayo del 2004 comenzaba el Cabildo la construcción de un par de kilómetros de carril protegido para guaguas a la entrada de Santa Cruz -los primeros de la isla-, de lo cual nos congratulamos todos en un principio. Dos semanas después comenzaban las obras del tranvía que ya camina a toda mecha por parte de su recorrido. Sin embargo, el miserable tramo de carril para guaguas que se presupuestó en menos de tres millones de euros, sigue aún atrabancado y, no sólo eso, sino que ya están pensando en meter coches junto con las guaguas por ese carril, si algún día lo terminan.

Y es que el objetivo político de Ricardo Melchior antes de la próximas elecciones no es el de que mejore el transporte público en Tenerife, sino sencillamente terminar ese tranvía que es muy bonito y seguramente dejará con la boca abierta a la mayor parte de los votantes que en su vida han visto un aparato de esos funcionando, desgraciadamente, mientras la guagua se abandona irremisiblemente. Por eso se las trae floja que el carril para guaguas vaya ya por dos años cuando estaba previsto se terminase en seis meses. Es más, probablemente no interesa que funcione nada que tenga que ver con las guaguas mientras no lleguen las elecciones y la gente vea en el tranvía la única salida al caos de transporte que vive esta isla. Lo cual es más que dudoso también, a no ser que lo llenen todo de tranvías y tengamos que vender hasta los calzoncillos para pagarlo.

Como político, vendedor de humo, a Ricardo Melchior no hay quien le tumbe en esta isla. Que a nadie le quepa la menor duda de que el tío tiene sus cuentas sacadas y, desde el punto de vista electoralista y populista, el nota tiene sus cálculos hechos y las cuentas le salen perfectamente. Y es que, cuando en pocos días, el hombre empiece a meter gratis a la gente para arriba y para abajo a darles una vueltita en el tranvía, cuando la gente se encuentre con paradas dignas para coger el tranvía con las últimas tecnologías, nadie se va a acordar de cómo está el transporte público de guaguas, lo que hay que hacer para coger una guagua en esta isla junto a las autopistas, jugándose le vida en la mayoría de los casos, ni en el estado en que se encuentran las estaciones de guaguas como la de La Laguna, ni nada de eso. Así somos y él lo ha estudiado bien.

Él sabe cómo se ganan las elecciones aquí, en el 2003 se pasó la precampaña inaugurando campos de fútbol de césped artificial a lo largo de toda la isla -que tampoco se conocían aquí- campos que le hizo Antonio Plasencia con las perras de Caja Canarias, con la debida difusión de los discursos por parte de Canal 7 -que también le ha hecho unos buenos publirreportajes correspondientes del tranvía-. Y esta vez va a ser el tranvía que, quiera o no quiera, va a tener que funcionar antes de las elecciones del año que viene cueste lo que cueste. Por eso ha levantado toda el área metropolitana al mismo tiempo, sin terminar primero un tramo para levantar otro, porque eso hay que acabarlo al precio que sea, de hecho ya se han mamado los diez millones de euros que tenían para "imprevistos" y ya buscan otros diez mil. Las prisas han hecho que ocurran todo tipo de desastres, cortes de luz, agua, caída de puentes... pero todo sea porque el señor Melchior nos deslumbre a todos antes de que nos toque meter la papeleta en el convencimiento de que somos todos unos descerebrados.

Lo peor del caso, o lo mejor a la vista de las alternativas políticas que existen hoy en día con representación en el Cabildo, es que Melchior es un fenómeno en esto de ganar elecciones a base de populismo y publicidad -en publicitar el tranvía se ha gastado ya mil millones de pesetas y está buscando más- y si él se ha embarcado en esta obra con este desenfreno es porque tiene sus cuentas bien echadas y sabe, con números en la mano, que cuando la gente ponga su culo en los asientos del tranvía -o viaje de pie porque tiene muchos menos asientos que una guagua- se va a quedar tan anonadada que se olvidará que esta isla no hay plan de transportes, ni de residuos, ni de energía, ni de emergencia, que los puentes se hunden por falta de mantenimiento, que las carreteras de toda la isla son un auténtico desastre o de que el hospital del Cabildo hay que desalojarlo cuando sopla un poco de viento. Por olvidarnos nos olvidaremos de hasta que en el servicios de urgencias del hospital hay un gigantesco pasillo que los empleados conocen como "zona cero", donde amontonan a nuestros viejos en una condiciones totalmente indignas porque no hay camas donde meterlos.

Así somos y, que nadie se lleve a engaños, estos tipos saben muy bien lo que hacen cuando algo les interesa para trincar votos. Nos conocen perfectamente y saben de la pata que cojeamos y seguramente por eso es por lo que es probable que tengamos justamente lo que nos merecemos, ni más ni menos.

Si desea ampliar la información y acceder a los enlaces e imágenes que acompañan a este artículo, toda la información se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres