Blogia
Lazos Rotos

La inmigración hacia Canarias. Vienen a por lo suyo .

Medios alternativos / Pobreza Cero.- Pedro Alonso. Dejaron de venir pateras y ahora vienen cayucos. Cada vez más. Muchos residentes en Canarias, no comprenden la razón de lo que ocurre, o al menos no hay acuerdo en las mismas: que si la pobreza de sus países, que si los engañan prometiéndoles un mundo dorado que no existe, que si buscan un futuro mejor, que si huyen de las guerras de sus países…

Y yo voy a añadir una más. Rotunda si cabe. ¿Saben a qué vienen? Simple y llanamente vienen a por lo suyo. A por lo que desde tantos años algunos europeos y estadounidenses les han robado. Y digo "algunos" y "les han", porque ni yo, ni probablemente usted que lee este artículo, nunca les hayamos robado nada.

Son esos "algunos" que permanecen en la retaguardia, lejos de los lugares de desembarco, lejos de donde se desarrolla la acción de sufrimiento, lucha y muerte. Están trasladándose en coches de lujo, jets privados o pasando sus vacaciones en yates inmesos en los lugares más insospechados del planeta. Esos grandes empresarios y ejecutivos, escondidos detrás de nombres de empresa para que no los identifiquemos, han usurpado y sigue usurpando los recursos de esos paises, sin importarles provocar cuantas guerras y enfrentamientos locales furan necesarios, en aras de enriquecerse. No les ha importado alambrar y vallar cuantas tierras fecundas encontraron a su paso y que otrora dieran de comer a tantas familias, tribus o naciones. Los pueblos, de la noche a la mañana se encontraron zonas acotadas donde ya no podían pasar a coger unas frutas para sus familias, o cazar algún animal para la prole. Algunos "hombres blancos", les habían usurpado lo suyo y ahora vienen a recuperarlo, a pedirlo, a ¡exigirlo! Y nosotros deberiamos unirnos a ellos, mirar hacia las colinas donde se esconden protegidos por compañias privadas de seguridad, mirar hacia esas mansiones y decirles: "aquí preguntan por usted", si por usted que les ha robado sus pertenencias y su futuro. Pero usted, ahora se esconde para que sean los gobiernos y los voluntarios quiene solucionen el problema. Los Estados, con los impuestos que pagamos todos y los voluntarios con el esfuerzo de sus manos y su tiempo libre, que sin cobrar nada, dedican muchas horas a ayudar, proteger y dar cobijo a esos desvalidos que arriban en nuestras tierras. Todavía no he visto a un ejecutivo voluntario. Simplemente creen que su tiempo vale más. Están ocupados en sus negocios. Con frecuencia controlando el ritmo de tala en los bosques guineanos o la recogida de café en la selva colombiana.

Vienen a por lo suyo, vuelvo y repito. Y no se va a solucionar nada mientras no se lo devuelvan. Y tenemos que ser nosotros, los canarios, los españoles, los europeos, quienes exijamos a nuestros compatriotas ladrones que devuelvan lo que usurparon y además con intereses, con el valor añadido de todo lo que ha producido durante el tiempo que lo han disfrutado ilegalmente.

Creo que ha pasado el tiempo de la manifestaciones en la calle, mientras ellos permanecen hacidno negocios en sus despachos, oyendo el ruido a los lejos o debajo de sus ventanas y sonriendo mientras la cierran y encienden un puro. Ha llegado el momento de actuar. Tal vez aún no sepamos cómo. Pero cuando llegue el momento tendremos que ser generosos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres