Blogia
Lazos Rotos

Juan José Dorta Álvarez vs. Wladimiro Rodríguez Brito. Pura demagogia barata.

Prensa Alternativa (Icod de los Vinos) no se sorprende por lo que puede leerse en el siguiente artículo publicado en El Día, el desencuentro de dos representantes públicos, uno Juan José Dorta -alcalde de Icod de los Vinos-, el otro Wladimiro Rodríguez Brito -Consejero de Medio Ambiente- respecto al crimen ecológico de Riquel. Pura demagogia de ambos, de Juan José Dorta por su responsabilidad política en el grave deterioro medio ambiental de la zona, Wladimiro Rodríguez por "intentar" condenar a decenas de familias a enfermar por la polución que producen la extracción de áridos, así como por intoxicación y envenenamiento debido a los múltiples residuos tóxicos que se generan en esta zona.

    El futuro de Riquel enfrenta de nuevo a gobierno local y Cabildo. El consejero de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez, no cree que el área industrial sea idónea para las plantas de áridos, machaqueo y chatarra de la costa, y señala que se suele optar por lugares ya explotados, mientras el alcalde insiste en que se eliminarán estas actividades del litoral y se recuperará toda la zona.

    El gobierno icodense, que preside Juan José Dorta (PSOE), tiene claro cuál ha de ser el futuro de la zona costera de Riquel y del resto del litoral del municipio, pero aún no es muy seguro que se cumplan sus deseos. Aunque el consejero insular de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez (CC), subraya que su administración no quiere imponer nada, lo cierto es que no lo convence el área industrial elegida por el ayuntamiento para reubicar las plantas de áridos y las empresas de chatarra de Riquel, por lo que confía en que el consistorio acabe planteando alternativas "adecuadas" para la elaboración del Plan de Residuos de la Isla en lo que toca a la comarca de Daute-Isla Baja. El gobierno local, por su parte, insiste en que esas actividades desaparecerán de la costa y se trasladarán a la zona industrial del nuevo Plan General, siempre que la ley permita esas instalaciones en dicho espacio.

    El último capítulo de las evidentes discrepancias entre el gobierno insular y el icodense respecto a esta cuestión se produjo recientemente en La Guancha, cuando, según nuestras informaciones, Wladimiro Rodríguez le indicó a miembros del equipo gobernante de Icod que, quizás, debían plantearse de nuevo el futuro de Riquel y de estas actividades. Luego hubo una reunión en San Juan de la Rambla para abordar este asunto, pero Icod fue la única localidad que no asistió.

    El consejero no sabía ayer los motivos de esa ausencia y, antes de conocerlos por EL DÍA, recalcaba que "no quería pensar mal". Sin embargo, tenía razones para hacerlo. Tras el primer contacto que tuvimos con Rodríguez, el alcalde nos subrayó que no asistieron "porque Wladimiro no conoce la Isla. No se entera de nada ni nos ofrece ninguna garantía. Ni él, ni el Cabildo ni CC nos dan confianza, ya que nos han engañado muchas veces y sobre muchas cuestiones. En Icod gobernamos nosotros y tenemos derecho a decidir el futuro urbanístico y de desarrollo de nuestra ciudad. Con estas actividades en Riquel, nuestro municipio ha sido durante muchos años muy generoso con la Isla. No es que ahora no queramos serlo; seguiremos siendo solidarios, pero también se nos debe recompensar. La zona de Riquel y el resto de la costa se beneficiarán de un proyecto de regeneración y esas empresas se trasladarán al área industrial, siempre que la ley lo permita. Y si no, las pondremos cerca del cuarto de aperos de Wladimiro", censuró convencido y sin disimular su gran malestar.

    Rodríguez, menos crítico, recalcó que pretenden que el Plan de Residuos "no se politice". A su juicio, todo apunta a que saldrá por un amplio consenso. "En la Isla Baja, por ejemplo, dos alcaldes socialistas -los de Los Silos y Buenavista- han optado por un área ya explotada, como es la montaña de Taco, para ubicar actividades de machaqueo y materia orgánica. En el Valle orotavense y en otras zonas de la Isla también hay buena predisposición local. Lo que estamos haciendo es sondear a los municipios, a los sindicatos, la universidad... Queremos sacar el plan lo más consensuado posible, pero es un proyecto imprescindible que requiere de la generosidad de todos".

    Según insiste, "lo lógico es colocar estas instalaciones en zonas ya explotadas. Riquel es un espacio que ha sido usado para esto. Es cierto que necesita una regeneración y que hay que tener en cuenta a los vecinos, pero, en principio, lo que se suele hacer es optar por este tipo de sitios. En mi opinión, el área industrial no reúne las condiciones adecuadas, pero estamos a la espera de que se nos planteen otras alternativas".

    "En La Guancha -añadió- ya se ha aceptado una planta de tratamiento de escombros y machaqueo. Tenemos que encontrar algo para El Tanque y la zona alta de Garachico. Icod es el municipio mayor en población y territorio de esta parte de la Isla, y el Plan debe ser fruto del consenso y la solidaridad de todos, porque lo que está claro es que la Isla no puede seguir como hasta ahora".

Monográfico Riquel:

  • El PIOT, el PGO y Riquel: Un ensayo sobre la ceguera consciente

  • ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    0 comentarios

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres