Blogia
Lazos Rotos

En qué consiste la contrarreforma laboral en marcha. Abaratamiento del despido, rebaja de los seguros a la patronal, rebaja de las pensiones, mayor precariedad...

Medios alternativos / Magec.- Las incógnitas sobre la contrarreforma laboral comienzan a despejarse. Gobierno español, patronal y sindicatos subvencionados tienen practicamente ultimado un acuerdo conjunto sobre mercado laboral y Seguridad Social.

A todos los contratos temporales que se conviertan en fijos se les aplicará el despido más barato (33 días por año trabajado), ahora reservado para mujeres, jóvenes y mayores de 45 años. También se rebajarán las cotizaciones empresariales.

Los trabajadores siguen perdiendo poder adquisitivo año tras año, especialmente por los débiles convenios colectivos sin presión y también por la especulación urbanística que nos encarece la vivienda brutalmente.

Mientras los beneficios empresariales baten récords, más en bancos y multinacionales, la precariedad prosigue su curso ascendente con el beneplácito de los dirigentes de CCOO y UGT que no han presionado al poder desde hace tiempo.

Ahora, tras más de un año de negociaciones secretas, el Gobierno español, la Patronal española y los dirigentes de CCOO y UGT han anunciado que firmarán una nueva reforma laboral y otra sobre las pensiones públicas antes del 1º de Mayo, mientras preparan otra contrarreforma, la de la negociación colectiva, para los próximos meses...

Aunque el gobierno y la patronal hubieran querido ir más allá y por eso la califican de “reforma blanda”, lo cierto es que no son ni pocos ni menores los retrocesos que esta nueva contrarreforma laboral nos impondrá:

-Un abaratamiento generalizado del despido, al extender el contrato indefinido de despido barato (de 33 días por 24 mensualidades, en lugar de los 45 días por 42 mensualidades del ordinario) a todos los contratos temporales que se conviertan en indefinidos, sin restricciones de edad o género. Para calibrar el alcance de esta medida hay que tener en cuenta que el 90% de los contratos que se firman son temporales y la mayoría están en fraude de ley.

-Una nueva rebaja multimillonaria de cotizaciones sociales a la patronal, es decir, del salario indirecto que por cuenta de los trabajadores pagan los patronos y que luego sirven para financiar las pensiones, el desempleo, el Fondo de Garantía Salarial en caso de insolvencia empresarial… Vaciando mas la caja de esa forma, tras la reciente reforma fiscal IRPF, impuestos SA, etc, que reduce 4000 millones de euros los ingresos públicos anuales, en línea con lo que vienen haciendo desde hace años, justificarán después, que no haya dinero para las pensiones, el desempleo o para indemnizaciones por despido, por lo que exigirán recortarlas.

-Seguirá la contratación temporal abusiva pues para forzar a los empresarios aque un contrato eventual se convierta en indefinido hará falta demostrar haber trabajado dos años en el mismo puesto durante un período de tres (no en la misma empresa o en una subcontrata). Si tenemos en cuenta además quemás de la mitad de los contratos temporales son en fraude de ley, esta supuesta limitación a la contratación temporal sólo va a servir para seguir dando cobertura legal a la precariedad laboral sin tocar las principales fuentes de que se nutre: las subcontratas y los contratos de obra y servicio o eventual por circunstancias de la producción.

Aunque por ahora no se aumente de 15 a 35 el número de años cotizados para calcular la pensión, lo cierto es que por lo que hasta ahora ha trascendido:

-Se excluirá a una parte de los trabajadores del derecho a cobrar la pensión mínima ya que las pagas extras dejarán de considerarse como tiempo cotizado, de forma que los 12’5 años reales de cotización que ahora dan derecho a cobrar la pensión mínima pasarán a ser quince.

-Se producirá una rebaja generalizada de las pensiones puesto que pretenden disminuir el porcentaje de la pensión a cobrar según el tiempo cotizado: ahora es del 50% con 15 años cotizados, 65% con 20 años, 80% con 25 años y 100% con 35 años. También el porcentaje a cobrar bajará como resultado de dejar de ser computadas las pagas extras como tiempo cotizado.

-Se endurecerán los requisitos para acceder a la jubilación parcial anticipada, retrasando a los 61 años la posibilidad de la jubilación parcial, elevando el horario mínimo de trabajo que ahora es del 15%, subiendo los años cotizados exigidos y estableciendo una antigüedad mínima en la empresa para poder acogerse.

-Se estimulará el retraso en la edad de jubilación más allá de los 65 años, de momento a través de nuevas rebajas de cotizaciones patronales y de imponer pensiones cada vez más miserables.

-Se cuestionarán y rebajarán las pensiones de viudedad.

-Se seguirán potenciando las pensiones privadas, como consecuencia de rebajar las pensiones públicas y de facilitar los planes de pensiones en la negociación colectiva, que tan jugosos beneficios proporcionan a los aparatos sindicales firmantes.

Entenderán nuestros lectores porqué no se quiere un sindicalismo reivindicativo que pueda competir con las centrales compradas. Mucho más si eso se produce en una colonia, con la cuarta parte de la población en la pobreza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

mona -

q carajo es eso no me agan leer eso

natalia -

esto no es lo q yo estoy buscando

Anónimo -

muy bueno
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres