Blogia
Lazos Rotos

Icod de los Vinos paraíso de la demagogia.

Política local / Redacción.- En Icod de los Vinos los políticos que han gobernado este último cuarto de siglo se han caracterizado en restar y dividir, jamas en sumar y multiplicar. Los partidos con presencia en el municipio, carentes de ideología y de preparación política, están infiltrados por voraces oportunistas cuyo único interés es la consecución de sus intereses particulares. Estos partidos han desmantelado todo tipo de organización social contestataria, eso sí, permitiendo la existencia de todas las que orbitan alrededor del poder político local.

La disyuntiva entre la democracia y la demagogia es verdaderamente preocupante en nuestras islas. En teoría democracia significa que el pueblo manda, demagogia en la cruda realidad significa pueblo utilizado por manipuladores llamados demagogos. Es por esto que los ciudadanos icodenses debemos empezar a organizarnos, la izquierda icodense debe organizarse, como respuesta decidida y responsable a la manipulación demagógica de los pésimos políticos que han desvirtuado y se han aprovechado de forma arbitraria del voto depositado en las urnas.

Para los políticos los votos sólo son números - posibilidades aritméticas de ejercer y detentar el poder-, votos que durante cinco escasos minutos se depositan en las urnas en período electoral, pero que sin embargo dan "patente de corso" a los políticos para hacer y deshacer a su antojo el futuro de la sociedad hasta las próximas elecciones, aduciendo que el pueblo los votó. Para los ciudadanos sólo existe democracia esos escasos cinco minutos, luego se resigna a que su ”voluntad” sea manipulada por el tirano de turno.

Esta es una de las demagógicas premisas que utilizan estos piratas que en nombre de la democracia, actúan de forma dictatorial y a espaldas de los ciudadanos. El parasitismo, el utilizar a los partidos como trampolín para medrar a costa de la sociedad, es algo habitual que ya no despierta ningún tipo de crítica ciudadana, se da por hecho que es algo inherente a la "democracia".

Las bases de la acción del demagogo son el caos político y social, la política de dadivas, la especulación económica -sector de la construcción,...- como fin y la manipulación de la opinión pública mediante el control de los medios de comunicación públicos (Revista Pelicar).

A menos de un año para las elecciones locales de 2007 ya empieza a notarse ese nausebundo olor a podredumbre, a la demagogia de la que hacen gala nuestros políticos locales, ya comienzan a oirse en nuestras calles comentarios sobre lo que sucede siempre en períodos preelectorales: asfaltado de las calles, nuevas inauguraciones, dádivas, promesas, sonrisas... Actuaciones que no se han hecho durante los años anteriores, después pasadas las elecciones llega la amnesia. Las promesas se evaporan en la nada, se desmoronan como los castillos de naipes, dejando al municipio, endeudado de forma desmesurada. Por supuesto.

El pasado 31 de mayo se aprobaron los presupuestos del 2006, y entre otras ”singularidades”, se anuncia un tranque a los proveedores que le suministren materiales para las Fiestas del Cristo de este año de 90.000 euros, por lo menos.

Ante los ataques de los predadores que dicen representarnos, la sociedad debe dotarse de mecanismos que le permitan controlar, fiscalizar, revocar a los políticos corruptos, mediante un sistema que impida que estos ladrones de guantes blanco parasiten en las instituciones democráticas. Y esto sólo se puede conseguir mediante unas leyes que den menos poderes o menos capacidad de usarlos a todos los que viven y medran a costa del pueblo, que son muchos.

Estos sátrapas aprovechan su paso por la poltrona para enriquecerse, llenarse los bolsillos, para burlarse del pueblo que confió en ellos, para hacer y deshacer a su antojo amparándose en unas leyes "democráticas" que de tan rancias se han quedado putrefactas, apestan y piden una revisión.

Estos déspotas, son gente aferrada al poder, chupópteros del poder, embriagados con el poder, y lejos, muy lejos, de la realidad que se cuece día a día en la calle, que se excudan en que han sido elegidos por los ciudadanos para hacer y deshacer a su antojo, para manipular, traicionar, incumplir sus promesas, prevaricar..., pero olvidan que el ser elegidos no les da "patente de corso" para delinquir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres