Blogia
Lazos Rotos

Concentración de CNT por la muerte de un trabajador de la construcción en Tejina...

Sindicatos Confederación Nacional del Trabajo (CNT).-El viernes 7 de julio un nutrido grupo de afiliados y afiliadas de CNT nos concentramos en la sede de FEPECO (Federación Provincial de Entidades de la Construcción) para denunciar la muerte de otro trabajador de la construcción.

En el mes de abril, la asamblea de CNT Tenerife decidió comenzar una campaña denunciando los accidentes laborales que llevamos sufriendo, demasiado a menudo, la clase trabajadora, sin que se siga haciendo nada verdaderamente eficaz para acabar con esta sangría.

Estamos a principios de julio y ya llevamos haciendo 5 concentraciones desde que empezamos la campaña, por lo que, en más o menos, dos meses y medio, han muerto 5 personas trabajando, solo en Tenerife.

Estas cifras son indignantes, y se sigue sin hacer nada verdaderamente serio para acabar con este terrorismo patronal ya que muchas de estas muertes se podrían haber evitado si hubiera medidas de seguridad reales y si se eliminara el ritmo frenético de los destajos y las horas extras. CNT no parará de denunciar estas muertes en la cara de los que consideramos los verdaderos culpables, la patronal.

En la concentración repartimos cientos de folletos con el siguiente texto:

Accidente laboral en Tejina: 1 muerto. ¿Cuándo acabará la sdangría?

El martes un trabajador de la construcción de 44 años perdió la vida en Tejina. Cayó desde 12 metros de altura, lo que le originó traumatismos de carácter muy grave y una hemorragia interna. El personal sanitario desplazado a la obra no pudo hacer nada por su vida.

Las causas de este accidente, según dicen testigos en la noticia venida en prensa, fue la pérdida de equilibrio del obrero tras haberse soltado del arnés de seguridad. Esta afirmación supone que el fallecido incumplió las normas básicas de seguridad, pero hay que ir más al fondo del asunto. ¿ Por qué se soltó del arnés? Quizá la línea de vida a la que va enganchado el arnés no estuviera bien tendida cuando el trabajador para hacer sus tareas tuvo que desengancharse. Y, aún teniendo un arnés ¿por qué no había una red de seguridad?. ¿Se desenganchó de forma voluntaria o fue fallo del arnés?. Hay muchas cuestiones que se deben de resolver en cada accidente laboral antes de emitir dictámenes en los que se suele imputar al trabajador fallecido hechos conductas que llevan a su propia muerte. Lo verdaderamente cierto es que se sigue prestando poca atención a las medidas de seguridad necesarias para llevar a cabo un trabajo con garantías, lo cual se agrava según nos alejamos de Santa Cruz y contemplamos las obras que se hacen en pueblos y municipios menores.

En ellas las redes de seguridad son escasas, los equipos de protección pocos, y la formación en riesgos laborales tanto de los trabajadores como de los empresarios casi nulos. Y la irresponsabilidad de estos últimos es manifiesta, ya que de las inversiones en todo lo anterior dependen en gran medida las vidas de quienes componen su plantilla.

Los trabajadores y trabajadoras, no sólo de la construcción, sino de todos los sectores del mundo laboral, han de tener en cuenta que cada euro ahorrado por los patronos en sistemas de prevención de riesgos laborales aumenta las posibilidades de un desenlace fatal como el de Tejina del martes. Para hacerles frente se ha de buscar la unidad de compañeros y compañeras para exigir por todos los medios posibles la máxima seguridad en el trabajo.

Es cuestión de vida o muerte. Decide.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres