Blogia
Lazos Rotos

Comunicado de la Plataforma por la Paz de Tenerife. Con Líbano y Palestina, paz ahora.

Plataformas ciudadanas / Plataforma por la Paz de Tenerife.- El 6 de agosto de 1945, la aviación norteamericana lanzó, por primera vez en la historia, una bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima, Japón. Tres días más tarde, Nagasaki corrió la misma suerte.

Con el pretexto de ahorrar vidas norteamericanas y poner fin a la guerra mundial, el presidente Truman ordenó los bombardeos. Japón estaba derrotado, y había ofrecido su rendición. Pero Truman quería que fuese incondicional, y mostrar su capacidad de destrucción al Japón, la URSS y al mundo.

Con el pretexto de recuperar los soldados capturados por la milicia de Hezbolá el día 12 de julio, impedir los ataques a Israel y desarmar a Hezbolá, el Estado sionista ha desencadenado el ataque contra el Líbano, ocasionando hasta ahora más de 900 muertos, la mayoría no combatientes, y un tercio de ellos, niños. Los bombardeos han destruido pueblos enteros y barrios de las ciudades libanesas, seleccionando en un primer momento a los de confesión chií, y atacando luego a otras confesiones, con el afán de conseguir la división interna del pueblo libanés. De paso, se derriban puentes, se abaten faros, se inutilizan las pistas del aeropuerto de Beirut, se reducen a escombros las centrales eléctricas, se incendian los depósitos de combustible, se provoca una marea negra en la costa libanesa, se arrasan fábricas y almacenes, sin olvidar tampoco atacar los convoyes de suministros, vehículos de la Cruz Roja o instalaciones de la ONU perfectamente identificables. A los ojos del mundo, con el apoyo de los Estados Unidos e Inglaterra, la crítica hipócrita de la U.E. a lo “desmedido” de la acción israelí, la inacción de los países árabes “moderados”, gobernados por dictaduras al servicio de los USA, se vulnera el Derecho Internacional, del que debería ser garante el Consejo de Seguridad de la ONU. Solo Venezuela ha retirado su embajador, en protesta por el crimen.

Mientras prestamos atención a la destrucción del Líbano, el Tsahal ataca la Franja de Gaza, destruye cuanto quiere, asesina impunemente, somete a condiciones infrahumanas a los palestinos, culpables de defender su existencia como pueblo. Al mismo tiempo, en la Cisjordania prosigue la represión, la construcción de colonias, la construcción del muro.

Cualquier mentira vale para justificar la agresión. Se acusa a las milicias libanesas de atacar ocultas entre la población, cuando es notorio que combaten en la zona fronteriza, y que sus proyectiles se lanzan desde esa misma zona. Se oculta que los ataques contra el norte de Israel son consecuencia de los bombardeos israelíes. Se clama por el secuestro de dos soldados, mientras se mantiene en Israel a miles de palestinos encarcelados durante años y se incumplen pactos de devolución de prisioneros libaneses. De esa manera, el verdugo se presenta como víctima y la agresión como legítima defensa.

La Plataforma por la Paz de Tenerife, solidaria con los pueblos agredidos, exige el respeto al Derecho Internacional Humanitario, a las Convenciones de Ginebra. Por consiguiente, pide:

    a) Fin del ataque a la población civil, a las infraestructuras, a los recursos económicos libaneses, a todo lo que garantice la seguridad y la vida de los no combatientes.
    b) Retirada inmediata de las fuerzas invasoras del S de Líbano. Fin del cerco a Gaza.
    c) Intercambio de prisioneros, tal como han ofrecido Hamas y Hezbolá.


Sobre esta base, deberían iniciarse negociaciones para devolver los territorios ocupados a Líbano y Siria, abandonar la ocupación de Cisjordania, destruir el muro y respetar las fronteras reconocidas de 1967.

Solo podrá ponerse fin al conflicto con la creación de un Estado palestino viable, con fronteras reconocidas, según la resolución 242 del Consejo de Seguridad, con capitalidad en Jerusalén, y con el libre retorno de todos los refugiados palestinos.

La paz duradera llegará, finalmente, cuando en el territorio de la Palestina histórica, en el marco de un Estado palestino laico, convivan musulmanes, judíos, cristianos y laicos, con los mismos derechos.

La Plataforma por la Paz, expresa, una vez más, su compromiso con la justa lucha de los pueblos árabes por su independencia y su integridad.

Santa Cruz de Tenerife, a 7 de agosto de 2006

Plataforma por la Paz de Tenerife

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres