Blogia
Lazos Rotos

Marcos Martell García, último alcalde republicano de Icod de los Vinos.

Memoria histórica / Canarias Insurgente.- La Gaceta de Canarias publicaba el domingo 16 de mayo de 1993 la entrevista realizada por Benjamín Afonso a Marcos Martell, el último alcalde republicano de Icod de los Vinos municipio del noroeste de Tenerife. A continuación reproducimos el artículo en su totalidad como acto de reconocimiento a todos los republicanos icodenses, encarnados en este caso por la figura del republicano Marcos Martell.

    Marcos Martell García, último alcalde republicano de Icod de los Vinos. Benjamín Afonso.

    Marcos Martell es uno de los pocos testigos de excepción que vivieron de cerca los trágicos acontecimientos de la Guerra Civil española. Fue alcalde de Icod de los Vinos por el Partido Socialista hasta el 20 de julio de 1936, al negarse a disolver la corporación municipal el 19 de julio por orden del ejército sublevado del general Franco. Este hecho hizo que un pelotón de falangistas icodenses visitarán el consistorio con la finalidad de darle muerte. Avisado instantes antes por un ciudadano, pudo escapar milagrosamente por una de las puertas traseras, ya que durante su fuga escuchó tras de sí varios disparos, pero en su memoria no hay recuerdos sobre ejecuciones en la capilla de ex convento de San Francisco.

    El último alcalde republicano de Icod vive en la actualidad en el barrio de La Salud de Santa Cruz. Marcos Martell García a sus noventa y seis años recuerda todavía los tristes acontecimientos de la Guerra Civil Española que vivió en Icod, y luego, sus largas estancias en las prisiones de Fayffe, en los barcos flotantes, y la de Gando (Las Palmas).

    Martell, a pesar de su avanzada edad, dispone de una memoria extraordinaria y antes de entrar a comentar algunos hechos de su vida, tiene ánimos para recordarle al actual alcalde socialista, Juan José Dorta Álvarez, que el sigue siendo el primer edil, ya que si en el año 36 abandonó la alcaldía fue de forma inconstitucional, y bajo la amenaza de muerte. "Yo no he firmado ningún documento renunciando a mi puesto, por lo tanto, democráticamente soy el alcalde. ¡No se olviden de eso!...

    Asegura que a partir de 18 de julio de 1936 fueron momentos dificiles en Icod, "especialmente para los que no pertenecíamos al bando de los vencedores..." Concretamente para mí comenzo un verdadero calvario. En el año 36 el Ayuntamiento se encontraba en el ex convento de San Francisco. Cuando los falangistas fueron a darme muerte, escapé milagrosamente, y gracias a que un amigo me avisó unos minutos antes. Salí corriendo por una puerta trasera y tras de mí oí cómo me disparanan sus armas. Nunca me imaginé que por tener ideas socialistas mi vida fuera a cambiar tanto. A partir de ese momento, me escondí en el monte hasta que una noche decidí meterme en mi casa, frente al Cine Apolo", relata.

    Marcos Martell añade que "una vez dentro, mi mujer me ayudó a levantar unas tablas del piso, allí excavamos una especie de fosa y cuando los falangistas venían a preguntarle por mí me introducía bajo el piso. Venían con perros y fusiles, y nunca pudieron encontrarme. Los falangistas en Icod eran pocos, pero ruines. Gente cobarde y malvada que hicieron mucho daño a las personas".

    El último alcalde socialista de Icod durante la República Española asegura que permaneció encerrado en su casa durante más de un año. "sin ver el sol" y que durante ese tiempo "me dí cuenta que mi esposa esta enfermando de los nervios y decidí entregarme a los falangistas porque era una situación insostenible".

    A juicio de Marcos Martell García, es a partir de 1937 cuando comienza para él un verdadero calvario. Ingresando en la prisión de Fyffes, un tribunal militar le juzga por rebedía, y le condena a muerte. Un día antes de la ejecución -dice Martell- intercede José Ossuna Batista, párroco de Icod, y le conmutan la máxima pena por 30 años u un día de prisión.

    Su larga estancia en Fayffes le permite tomar amistad con otros ciudadanos que se encontraban en su misma situación. Es el momento de la evocación. Suenan nombres como los de Luis Alvarez Cruz, los Ascanios de La Gomera, Jesús Raya, Juan Correa, sus compañeros concejales de la última corporación icodense, y tantos otros que un día entraron y de los que nunca más se supo.

    Marcos Martell tambíen fue trasladado a la prisión flotante del muelle de Santa Cruz, y luego, a Gando, en Las Palmas de Gran Canaria, para retornar de nuevo a Fayffe. Después de haber cumplido unos cuatro años de prisión, "salí libre junto a los concejales que habían formado la última corporación socialista del Ayuntamiento de Icod".

    Marcos Martell García, el último alcalde socialista del Ayuntamiento de Icod de los Vinos, durante la época de la República, a sus noventa y seis años debería ser un ejemplo de honradez a imitar no sólo por sus compañeros de Partido, sino por todo el expectro político actual.

    A mí, " lo que más me jodía es que me llamaran fascista o burgués". "Un día -dice Martell García- mientras se celebraba un pleno, mi hermano Arturo que se encontraba entre el público asistente me llamó burgués, ordené que lo encerraran durante una noche, el respeto es siempre necesario".

Notas:

1.- Los detenidos en Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro durante la Guerra Civil fueron encerrados en improvisados establecimientos carcelarios, en los barcos prisión o en los viejos almacenes de la compañía exportadora de frutas Fyffes Cía en Santa Cruz.

2.- Juan José Dorta Álvarez, actual alcalde de Icod de los Vinos

Referencias en internet:

  • Informes contra militantes y simpatizantes de los partidos de izquierda. La dictadura fascista de Franco intentó acabar mediante el exterminio o la sumisión con los vencidos, dotandose de todos los instrumentos judiciales o extrajudiciales que fueran necesarios, para poder perpetuarse en el poder. En Icod de los Vinos se inició un proceso contra los concejales de izquierdas, al mismo tiempo que se reprimía a la población. Fué un proceso largo, lleno de informes ambiguos, donde se delataba, perseguía, injuriaba, censuraba y amañaban los informes, metodos propios de las dictaduras. En Agosto de 1936, en un informe se censaba a todos los militantes o simpatizantes de izquierdas, para poder controlar sus movimientos en todo momento, y no solo sus personas, sino también sus bienes y familias.

  • Icod Republicano
  • Gobiernos municipales. Fuentes: Libros de Actas del Excmo. Ayuntamiento de Icod de los Vinos. La política en Icod durante la Guerra Civil. Pastor Díaz - Serie de la Clepsidra (Biblioteca de Icod) - 2001

  • ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    0 comentarios

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres