Blogia
Lazos Rotos

La magnitud de la estupidez humana: 'Repartir canarios'.

Bitácoras canarias / Gusanos en la Ciudad.- Me llego este artículo por mail, el cual leí varias veces ya mis ojos no daban crédito a lo que estaban viendo, y busqué la página web del periódico para comprobar la veracidad de la noticia, porque obviamente me parecía imposible que semejante barbaridad fuese escrita por una persona en su sano juicio.

Desde luego hay que ser cafre y deficiente mental para pensar de esta manera. En un principio pensé que el artículo era coña debido a los comentarios “si yo viviera en Helsinki, me la sudaría lo que pasa en las Canarias” y “usando un mapa y una regla, vimos que estamos más cerca de Tenerife que de Finlandia”. De entrada, esto demuestra la ineptitud de este señor y su mujer, y la pérdida de tiempo de ambos en ir a la escuela, universidad o cualquier estudio que cursasen en su día, si es que realmente estudiaron algo, ya que situar las Canarias o Finlandia en un mapa es de 4º de EGB. Segundo, la poca empatía que tiene hacia el ser humano, gente como esta hace que el planeta sea como es, donde sólo se piensa en el individuo y no en la comunidad, así nos va.

En cuanto a las soluciones propuestas por el elemento en cuestión y su mujer, que voy a contar, su coeficiente intelectual (el de ambos) debe ser prácticamente nulo. Solo rezo (aunque no soy creyente, pero por algo así vale la pena intentarlo) para que no procreen y contribuyan a mantener su herencia genética.

Lo que no acabo de entender, es como la redacción del periódico tuvo el estómago suficiente para publicar esta “columna”, por llamarla de alguna manera, se podría calificar más de falta de vergüenza que de otra cosa. Si lo que pretendían buscar es crear polémica para obtener visitas en su página, bravo seguro que lo han conseguido, pero la forma de hacerlo es penosa y lamentable, y probablemente no vuelva a ser visitada por mucha gente.

Recomendaciones a este señor –y sus semejantes, un poco de educación y cultura, es beneficiosa para todos, podremos hacer de este planeta un lugar mejor, un poquito menos de egoísmo y más empatía por el prójimo, sensatez, seriedad y sobre todo pensar, pensar y pensar… de verdad que si lo intenta verá que no es tan difícil.

La inmigración es un problema serio, no sólo de Canarias, también de España y de todo el planeta, hay algo que falla. No se trata de crear barreras para que no vengan inmigrantes, eso no funciona, hay que atacar el problema desde raíz, en el propio país, otra cosa es que interese a gobiernos. Por lo tanto, le recomiendo que dedique su tiempo en algo más productivo, como ayudar a buscar una solución, investigar y destapar intereses ocultos (lea algo de Noam Chomsky, en español si lo prefiere), o incluso, aprender a planchar o cocinar, que también es algo muy digno. Por favor Sr. Calvo, deje de escribir sandeces de semejante calibre, nos hará un favor a todos.

Un suspenso tanto a usted como a la redacción del periódico, eso y les compadezco por poseer una mente tan poco privilegiada y despierta. Sinceramente, espero que no le vuelvan a dejar escribir ni en una servilleta de cafetería, disculpe que no siga pero voy a vomitar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Akane -

Parece mentira que un tema tan sumamente delicado como la inmigración haya podido ser el objeto de este sátiro escrito. Cada día, en el que inocentemente pensamos que el mundo va a mejorar –optimismo, porque ya no puede ir peor-, las esperanzas se ven entorpecidas con redacciones tan tristemente irracionales como esta. Es como si este señor –por llamarle de alguna forma sin caer en su misma dinámica- hubiera sido gravemente afectado por un virus que ataca directamente a la sinapsis neuronal, que atraviesa los tejidos subcutáneos hasta llegar al cerebro, generando una característica diarrea mental y una ingente falta de respeto por los seres humanos. Este comentario carece de ingenio y sentido. Es totalmente absurdo y cae en la idiotez más subterránea hasta tocar fondo.

A mí, sincera y personalmente, este señor me da pena. Y PREFIERO CREER QUE LA HUMANIDAD PIENSA (es un gran acto de fe y no soy creyente). Y más pena aún me da, imaginar que hay más personas que, como él, sean capaces de escribir de esta forma, padecer esta diarrea mental y mostrar tantísima intolerancia gratuita.

En vez de escribir tantas deficiencias juntas que no llevan sino a la polémica y el desequilibio social, le propongo un RETO: dedíquese a PENSAR un poco. ¿Podrá hacerlo? Es muy fácil quejarse, escribir y hablar, todos podemos hacerlo. Lo difícil es que se lleguen a soluciones lógicas PENSANDO, así que no nos haga perder el tiempo y haga cosas productivas, como lo de cocinar o planchar que es muy útil. Más que un artículo de opinión parece una ofensa total pública hacia la comunidad canaria y la inmigración africana en particular y la humanidad en general.

No entiendo cómo le aguanta su mujer… No entiendo cómo hay personas capaces de escribir esto con tanto brio…

L.R -

Esta es mi respuesta al intrépido "Señor" de "Raza Superior"
Señor godo: Le trato de usted, porque el trato cariñoso sólo lo dejo para la “buena gente”, no por respeto. Yo imagino que lo que quería, era justo, algo de polémica. ¡Conseguido! Me he planteado tantas veces por qué Canarias está llena de gente peninsular, pero la única conclusión a la que he podido llegar, es que todos somos ciudadanos del mundo y tenemos derecho, en el mismo grado, a elegir donde queremos vivir. Usted, sin más, con un poquito de color y una ligera permanente, se parecería más a un africano que yo. Y para que se nos llene Canarias de godos como usted, yo misma me iría a África y montaría una fábrica de cayucos, “más vale negro conocido, que teñido por conocer”. Si viene a Canarias, no dude en ponerse en contacto conmigo, que le indicaré donde se dan unos cursos estupendos para que su mujer aprenda a planchar y a cocinar. Le espero, sin tiburones, sin verjas y con un cayuco para que vuelva a su tierra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres