Blogia
Lazos Rotos

Sanidad desaconseja el uso de agua en 11 pueblos tinerfeños.

Prensa local / Diario de Avisos.- El elevado nivel de flúor en el servicio corriente de agua desaconseja el uso del líquido elemento en once municipios tinerfeños que, total o parcialmente, sufren en la actualidad niveles de esta sustancia por encima de las recomendables. Así lo comunicó ayer el Gobierno de Canarias a los ayuntamientos de las localidades afectadas, mediante una carta remitida por la Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Consejería de Sanidad. Este departamento autonómico confirmó anoche a este diario tal circunstancia, que, si bien no supone la prohibición del consumo de agua corriente en los pueblos citados, sí supone una advertencia sobre lo inapropiado de su uso para beber o en la preparación de los alimentos.

Los municipios afectados por la medida son Adeje, La Matanza, La Victoria, Santa Úrsula, San Juan de la Rambla, Icod de los Vinos, Garachico, La Guancha, Bunavista del Norte, Los Silos y El Tanque. En todos los casos, Salud Pública les recomienda solucionar esta deficiencia, que es variable en función de las zonas y constituye, por otro lado, un hecho conocido y fundamentado en la geología tinerfeña, pues la aparición del flúor como compañero de viaje del agua es propio de los acuíferos volcánicos. Las galerías transportan agua fluorada en exceso y ésta necesita ser tratada mediante un proceso, la electrodiálisis reversible, que es realizado en las plantas desaladoras instaladas tanto en el Norte (Icod y La Guancha) como en el Sur de la Isla (Guía de Isora, Santiago del Teide). Sin embargo, los índices de flúor en el agua varían, así como el porcentaje de agua tratada en cada municipio, lo que puede ocasionar picos como el que sugiere ahora limitar severamente el uso de agua corriente en las zonas más afectadas.

En particular, la normativa vigente, muy exigente con los parámetros de afección química en el agua de consumo humano, sitúa entre 1,5 y 4 miligramos por litro la franja en la cual está desaconsejado el consumo de agua por niños de hasta ocho años, debido al riesgo de, en el caso de un consumo prolongado, sufrir fluorosis dental, un mal ya conocido en el pasado en varios pueblos de Tenerife, y cuyo síntoma característico consiste en la aparición de manchas en la dentadura del niño. A partir de cuatro miligramos por litro, la restricción afectaría a toda la población, debido al riesgo de, otra vez tras un uso permanente, padecer fluorosis esquelética, una dolencia de más gravedad.

Las fuentes del Ejecutivo autonómico consultadas ayer por este periódico apuntaron a la primera de las situaciones como la prevalente en este momento en las once localidades de la Isla afectadas por esta medida restrictiva. Ante tal circunstancia, Salud Pública insta a los municipios afectados a resolver esta deficiencia en su suministro regular de agua, pues los servicios de abastecimiento son de competencia municipal.

Referencias en Internet:

  • Agua potable y salud
  • ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    0 comentarios

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres