Blogia
Lazos Rotos

Existen opciones para recuperar el control. Que los desleales son ellos.

Existen opciones para recuperar el control. Que los desleales son ellos. A continuación reproducimos el siguiente artículo enviado a nuestra dirección de correo electrónico - lazos_rotos@yahoo.es :: lazos_rotos(arroba)yahoo.es - por Sancho Panza (El pragmático), es un muy interesante artículo sobre la "política y los políticos" en Icod de los Vinos.

Aunque se me tache de iluso, que no pragmático, creo que en Icod ha de llegar el tiempo de regeneración, dignidad política y recuperación del compromiso de los ciudadanos en el desarrollo social y político en el marco de las ideas y actitudes democráticas.

Los historiadores y politólogos (esto con cierta ironía) no pueden explicarse de forma racional cómo aún no se ha desbordado la taza de la paciencia popular en Icod de los Vinos ante unos líderes políticos, con responsabilidades políticas, sociales y económicas que están socavando los pilares de la vida social y la convivencia hasta ahora sosegada, pero que se está crispando cada día más tras las sucesivas reelecciones del Partido Socialista en Icod de los Vinos, debidas estas al ingente voto cautivo, gracias a las dadivas de todo tipo utilizadas por el PSOE local, léase, "tratos de favor" en los contratos con terceros, "regalos" de material, ya sea pintura, venenos, puestos de trabajo según afinidad política....

El PSOE utiliza las urnas, que se da por hecho y no se cuestiona, que son quienes han de poner orden y concierto en el entramado político de toda sociedad. Sin embargo, estas están siendo utilizadas por nuestros políticos locales para imponernos sus numerosos dislates de sectarismo, oscurantismo, prepotencia, culto a la personalidad, agujeros negros contables...

Lo que sucede en Icod no es democracia, para que así fuera deberíamos tener instituciones sólidas y fuertes al servicio de todos, digo todos los ciudadanos, esto denotaría síntomas indiscutibles de buena salud democrática.

Los ediles del PSOE icodense conforman una orquesta, que obedece al unísono y sin rechistar a la batuta de su director, aunque este desafine hasta llegar al ruido más estrepitoso. Me pregunto: ¿Por qué los ediles del PSOE icodense sólo son meras figuras decorativas? Lo son porque así nunca podrán hacer sombra al intransigente Juan José Dorta, y esta es una de las condiciones imprescindibles para poder optar a la lista electoral del partido.

Algo que es clarificador a la política de dadivas del PSOE local, es el número de concejales liberados. ¿Será parte del pago por ir en las listas y no cuestionar, ni plantear preguntas en el seno del partido del Hacedor Don Juan José Dorta?. Otro dato; los militantes socialistas históricos de Icod han hecho mutis por el foro ante la concentración de poder en manos de un solo individuo. ¿Adivinas quién?

Entre todos los ciudadanos de Icod, tu, tu prima, tu novia, el vecino, yo, aquel y aquel otro debemos volver a retomar el control de las instituciones (ayuntamiento, corporación local...) que nos han birlado en nombre de su democracia.

Un partido que relega a la oposición, al papel de mero oyente y solo le concede el derecho al pataleo, siendo consciente de que representa al 50% del electorado es un partido "totalitario" que utiliza las herramientas democráticas para su propio provecho.

No debes olvidar las sucesivas irregularidades, cuando no ilegalidades, en la adjudicación de servicios públicos. La incompetencia ostensible de muchos concejales socialistas puestos en las listas con criterios familiares o de amiguismo y no por su ideología. El desprecio hacia la cultura. El empobrecimiento galopante de la sociedad icodense, con una presión fiscal cada vez mayor y más insolidaria (subida del 10 al 25% en basura, IBI y IVTM) en un municipio con salarios cada vez más exiguos y pensiones tercermundistas.

Existen opciones para recuperar el control. La creación de una plataforma ciudadana que se enfrente en las urnas a este tipo de partidos y los borre del mapa, aunque solo sea un par de décadas; o la simple y llana desobediencia civil. Que irse a las barricadas éticas tal y como están hoy las cosas no sería ni desacato ni rebelión, sino pura defensa propia. Que los desleales son ellos.

Artículo enviado por: Sancho Panza (El pragmático)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres