Blogia
Lazos Rotos

El Gobierno sube las tarifas de la electricidad y el gas por encima del IPC.

Medios alternativos / inSurGente.- "Es inaceptable que mientras el Gobierno habla de contención de los sueldos y de los precios, los usuarios suframos indefensos las continuas subidas de tarifas de los servicios públicos siempre muy superiores al IPC, por lo que las tarifas deben ir acompañadas de un exhaustivo plan de inversiones en instalaciones y suministro, que eviten los constantes apagones", así ha respondido la Unión de Consumidores, ante una subida que se sitúa por encima del IPC.

El Gobierno prevé aumentar un 4,48% la tarifa eléctrica doméstica en 2006, que como novedad, incluye una penalización para los consumidores que derrochen energía, según la propuesta que remitirá en breve el Ministerio de Industria a la Comisión Nacional de Energía (CNE), informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la propuesta.

Así, la propuesta de tarifa eléctrica incluye una penalización de 1,3 céntimos por cada uno de los kilovatios/hora (kWh) que los consumidores domésticos consuman por encima de los 650 kWh al mes.

En el mismo paquete enviado a la CNE, el Ministerio de Industria propone una subida de las tarifas del gas natural para enero de 2006 del 4,24% para los consumidores domésticos.

La CNE deberá informar de esta propuesta y devolverla al Ministerio en breve plazo con las modificaciones que estime oportunas, de forma que el Consejo de Ministros apruebe el viernes 30 de diciembre las tarifas definitivas a través del correspondiente Real Decreto.

En concreto, la propuesta para 2006 enviada por el Ministerio a la CNE fija un incremento medio de la tarifa eléctrica doméstica del 4,48%, resultado de aplicar al tope máximo estipulado por la actual metodología (2%) los porcentajes ocasionados por las nuevas normativas (2,48%), como el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, el Plan de Energías Renovables o el Plan Nacional de Asignación de Emisiones. Esto supone una subida bastante por encima de lo previsto de IPC, que es el baremo utilizado en los convenios colectivos.

Así, a un consumidor doméstico medio (consumo anual de 3.000 kWh y factura media mensual de 31 euros en 2005) el incremento de tarifa propuesto le supondría un aumento en el recibo de 1,40 euros al mes, IVA incluido.

Además, la tarifa 1.0, o tarifa social, la utilizada por los consumidores con menor poder adquisitivo, sube significativamente por debajo de la media, en concreto un 1,4%.

El Gobierno es partidario de reflejar en la tarifa el crecimiento real de los costes del servicio eléctrico (derivado del mayor coste de las materias primas), pero ha desestimado la sugerencia de las compañías eléctricas de elevar la tarifa entre un 15% y un 20%, tal y como ha dicho hoy en Bruselas el titular de este departamento, José Montilla, al considerar que de aplicarse estos porcentajes tendrían serias repercusiones sobre las economías domésticas, sobre todo en las más frágiles, así como sobre la competitividad de las industrias españolas.

Industria, que ha intentado buscar el equilibrio entre las peticiones del sector y la defensa de las economías de los consumidores y de la competitividad de las industrias, ha incluido una penalización para los consumidores que derrochen energía, como ya anunció el ministro en el mes de julio, de forma que a estos consumidores, y a todos en general, les llegue el mensaje que la energía no es un bien barato.

Al respecto, la propuesta de tarifa incluye una penalización de 1,3 cénts/euro por cada uno de los kWh que se consuman por encima de los 650 kWh al mes [...]

Si desea acceder al texto íntegro del artículo se encuentra disponible haciendo clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres