Blogia
Lazos Rotos

Curar matando. Emulando a la Iglesia acientífica y amoral de hace quinientos años, la Conferencia Episcopal delira ante la reforma de la Ley de Reproducción Asistida.

Medios alternativos / inSurGente.- Emulando a la Iglesia acientífica y amoral de hace quinientos años, la Conferencia Episcopal delira ante la reforma de la Ley de Reproducción Asistida. El señor de la foto, Juan Antonio Martínez Camino, portavoz de los obispos, presentó ayer el sesudo documento elaborado por la Conferencia Episcopal y titulado 'Algunas orientaciones sobre la ilicitud de la reproducción humana artificial y sobre las prácticas injustas autorizadas por la ley que la regulará en España'. En él sostienen los obispos, entre otras cosas, que "el embrión es un individuo humano", que lo que manipulan "in vitro" los científicos, los ovocitos extraídos de la madre y el semen del padre en un caldo de cultivo adecuado, son individuos. También dicen que la procreación implica "...la práctica ordenada de la sexualidad, es decir, de la castidad conyugal". Cualquier día vuelven a contarnos que Adán y Eva fueron la primera pareja de la humanidad, que los ovarios de ella albergaban el futuro de la humanidad toda. Hagan clic en leer más y continúen delirando.

Llegan a decir en el documento los obispos que "la producción de ser humanos en laboratorio es una práctica que choca con la dignidad de la persona". Además de ser unos verdaderos retrógrados, mienten con alevosía porque saben que la nueva Ley prohíbe tajantemente (como no podía ser menos) la clonación con fines reproductivos.

El documento de marras no tiene desperdicio. Dicen "la dignidad del ser humano exige que los niños no sean producidos sino procreados. Llamar a un ser humano a la existencia es mucho más que un acto médico o técnico. El grado de inmoralidad es mayor cuando los hijos son producidos quebrando la realidad del matrimonio..."

Es increíble que estos señores sigan asociando de manera lineal el acto sexual, por supuesto dentro de los cánones cerrados del matrimonio bendecido por dios, con la procreación.

Insisten: "La producción instrumental de seres humanos favorece una mentalidad cosificadora de los hijos. Han sido conseguidos como se consiguen las cosas". ¿Acusan a las parejas infértiles, y a veces con alto grado de desesperación por la imposibilidad de tener hijos, de "cosificar" a sus hijos o hijas? Se atreven.

Y así siguen inventando denominaciones de delirio o de risa si no fuera porque su discurso ocupa páginas, tiempo y comentarios en los medios de comunicación y tienen una importante influencia en un sector de la población. Podríamos hacer un glosario: "bebés medicamento", "castidad conyugal", "producción de seres humanos", "curar matando", "embrión individuo", "hijos como regalo del Cielo"...

Como hace 500 años (aunque privados del placer de la hoguera) la iglesia arremete contra la ciencia. Niega la libre capacidad de las personas que no pueden tener hijos de usar la reproducción in vitro, una posibilidad totalmente asumida y desdramatizada por el conjunto de la población.

Las católicas y católicos infértiles que sigan rezándole a Dios en espera del milagro...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres